Ideal

Las cofradías muestran su malestar con el Ayuntamiento de Granada por el problema de la cera

  • Lamentan la falta de colaboración y decisiones como las de prohibir que se use cera en procesiones

Las hermandades de Granada no van a aceptar la prohibición de usar cera en sus salidas extraordinarias, rosarios y viacrucis que el Ayuntamiento está aplicando. Así lo decidían en la reunión mantenida por las cofradías y la Federación de Cofradías, donde el presidente del ente, Jesús Muros “ha informado a los Hermanos mayores que hasta el pasado viernes, 26 de mayo la Real Federación no tuvo conocimiento por escrito por parte del Ayuntamiento de Granada de la comunicación que prohibía el uso de cera encendida en los cortejos procesionales documento en el que se alegaba como motivo las altas temperaturas existentes y el riesgo consecuente de caídas por la cera derretida. Si bien, si tenía conocimiento de dicha prohibición a través de algunas corporaciones que, de manera individual, la habían recibido. Dicho documento, repetimos, enviado por el ayuntamiento advirtiendo de la prohibición, ha llegado en algunos casos, en fechas posteriores a las propias salidas procesionales, cuando las notificaciones al Plan Parihuela se realizaron en modo, forma y manera y, por consiguiente, siguiendo las instrucciones del propio ayuntamiento como medida de prevención y organización. En tal documento, se cita que las hermandades y cofradías deberán señalizar y balizar la ocupación, cortes y desvíos de tráfico originados y entendemos que ello es labor de la autoridad competente y en ningún caso de los hermanos de las hermandades”.

En la reunión, todas las hermandades mostraron unidad a la hora de reivindicar la utilización de la cera en sus actos de culto público, y no solo en los de Semana Santa. Así, se recordó desde las hermandades que la liturgia, en torno a la utilización de velas, es la misma en las procesiones de Semana Santa que en las de cualquier época del año, por lo que si se prohíbe para algunos actos entenderán que se prohíbe para todos, y por tanto, si esto fuera así y continuara la prohibición, para Semana Santa podrían, incluso, plantearse medidas más contundentes. “Entendemos que todo esto es un problema únicamente económico, sin embargo, nuestra justificación va más allá, ya que la de nuestros cirios encendidos tiene una significación litúrgica, y si se deja de usar estamos dejando atrás algo que es intrínseco a nuestra existencia. Nuestra petición es clara: solicitamos que, tal y como se hace en el resto de actividades que se realizan en la ciudad, se limpien las calles tras el paso de las corporaciones. Somos los mismos en Semana Santa (con cera encendida) que fuera de Semana Santa (obligados a ir sin cera encendida). Creemos que es una postura coherente. Lamentamos la falta de un diálogo previo Ayuntamiento-Federación, que hubiese acercado posturas y, a buen seguro, aclarara conceptos y posibilitara, con total seguridad, acuerdos. Las hermandades y cofradías de penitencia quieren manifestar que, de persistir dicha prohibición, se reservan el derecho de consultar a sus cabildos generales de hermanos, la toma de decisión de carácter extraordinario”.

Falta de colaboración

También en la reunión se puso de manifiesto el gran malestar existente entre las hermandades por este y otros asuntos relativos a la colaboración del consistorio, recordándose que el problema no está en tirar cera a la calle, sino en no limpiar la misma, ya que en muchas calles de la ciudad el Ayuntamiento aún no ha limpiado la cera de la Semana Santa, a pesar de haber transcurrido casi dos meses. “Es palpable la falta de limpieza en las calles, con cera aún de Semana Santa no limpiada, y que no ha sido generada por las salidas extraordinarias posteriores”. Además, se recordó “la sensación de inseguridad vivida por hermandades en las calles, no solo en las salidas extraordinarias, sino en pleno plan parihuela, en Semana Santa, donde se han atravesado vehículos, interrumpiendo el paso de los cortejos, con el riesgo para las personas que componen los mismos y para aquellos que las ven desde las calles”.

Así, según ha sabido nuestra redacción, el próximo sábado en la salida extraordinaria de La Borriquilla, los hermanos van a usar cera, como es habitual en este tipo de actos, una medida que apoyan y comparten todas las hermandades. Desde la Federación de Cofradías se espera mantener un encuentro con el Ayuntamiento para buscar solución al problema, “se ha hablado de la posibilidad de proponer al equipo de gobierno municipal una comisión de trabajo para abordar el tema, con tranquilidad y llegar a un entente cordial y beneficioso para todas las partes, teniendo en cuenta la importancia de las hermandades y cofradías en el tejido social y económico de la ciudad”.