Ideal

Fervor y devoción ante la Virgen de las Angustias

vídeo

La patrona de Granada tras la salida procesional. / Fermín Rodríguez

  • La procesión patronal llena las calles del centro de granadinos y visitantes

Ha sido una de las procesiones de la Virgen de las Angustias más multitudinarias de los últimos años. Miles de personas se concentraron este domingo en el centro de Granada para acompañar a la patrona de la ciudad en su procesión. La Carrera, el Campillo, la calle Ganivet, Puerta Real…. y así cada una de las vías por las que discurrió la procesión fueron hervideros de gente al encuentro con la imagen mariana a la que más fe y devoción se le profesa en Andalucía oriental.

Es la patrona de Granada una de las advocaciones marianas que mayor devoción logran concentrar, y eso quedó ayer patente en las calles. La buena climatología de la jornada sirvió, además, para animar a mucha gente de fuera a acercarse hasta la capital granadina para vivir en este importante día. Ya al mediodía lo comentaban en los puestos de ‘tortas de la Virgen’ instalados junto a la fuente de las Batallas. “Es uno de los días que más personas estamos viendo de estos últimos años”, señalaba uno de los vendedores. Y razón no le faltaba, ya que desde primeras horas de la mañana la Carrera de la Virgen fue un continuo fluir de visitantes buscando a la Patrona. Precisamente en la mañana del domingo se celebraron cultos en el interior de la basílica, presidiendo el arzobispo granadino, Francisco Javier Martínez, la misa ofrecida por los hermanos palieros. También por la tarde el arzobispo participó en la procesión, dirigiéndose a los hermanos en el interior del templo antes de ponerse la procesión en la calle.

La procesión comenzó con las largas filas de devotos portando velas, que durante todo el día vendían en las inmediaciones de la basílica. La procesión, oficialmente, comenzaba a las seis de la tarde, al abrirse las puertas del templo y salir la cruz parroquial. Media hora después ya estaba poniéndose la Virgen en la calle. Minutos después de las seis y media de la tarde, entre el sonido de cohetes, aplausos y vítores que no cesaron durante todo el recorrido, la patrona de la ciudad se apoderaba de las calles. El momento de ver salir a la Virgen, con el palio que la protege elevado a las puertas del templo, fue una escena que un año más volvió a emocionar a muchos devotos.

  • La patrona procesiona por las calles de Granada

El paso procesional presentaba un bellísimo exorno de nardos y otras variedades florales, de muy buen gusto. Bajo las andas fueron turnándose el numeroso cuerpo de horquilleros de la patrona, participando hasta seis formaciones musicales en todo el cortejo procesional. Como curiosidad, este año se estrenó un o marcador para indicar las tandas de los palieros encargados de llevar el palio a la Virgen en cada momento, de modo similar al marcador existente para los horquilleros, aunque reproduciendo en su forma la insignia de este cuerpo. Ha sido realizado este marcador en memoria del recordado paliero Antonio Salazar, recientemente fallecido.

Representaciones

En el desfile procesional participaron también numerosas instituciones de la ciudad, como la corporación municipal bajo mazas presidida por el alcalde, Francisco Cuenca, que el sábado ya estuvo presente en el tradicional oficio religioso que le dedica la ciudad a su patrona. La Diputación Provincial, el ejército, la Base Aérea de Armilla, la Real Maestranza…. Todas las instituciones de la ciudad estuvieron presentes en una jornada tan especial que concluía pasados unos minutos de las once de la noche cuando la Virgen regresaba nuevamente a su templo.

Las calles del barrio adyacente a la basílica registraron la tarde soleada de ayer domingo una gran afluencia de personas para contemplar a la patrona que, aunque se venera en la ciudad desde el siglo XVI, no fue proclamada oficialmente como tal hasta 1887, obligado este hecho por el fervor popular que aún hoy se mantiene.