Valdepeñas, tierra de vinos y tradiciones

Valdepeñas, tierra de vinos y tradiciones

Considerada una de las ciudades más importantes de Castilla- La Mancha, su vida gira en torno a los viñedos

ÁLVARO ROMERO

A medio camino entre Madrid y Andalucía, situada en el corazón de La Mancha, concretamente en la provincia de Ciudad Real, se ubica la localidad Valdepeñas. Considerada como una de las ciudades más importantes de la región, se caracteriza por sus tierras llanas rodeadas de cerros y repletas de viñedos de donde se obtienen excepcionales caldos Denominación de Origen.

Su carga histórica no pasa desapercibida a día de hoy y ha servido para asentar las bases de Valdepeñas. Se fechan en la época romana los primeros asentamientos, a modo de poblados. Sería más adelante, en pleno medievo, cuando el primer núcleo importante surgió tras la unión de varias aldeas. Con orgullo se recuerda el mes de junio de 1808, cuando los valdepeñeros se enfrentaron a las tropas francesas impidiendo la llegada a Bailén, uno de los hechos más importantes de su historia.

Fue a principios del siglo XX cuando la localidad manchega vivió su mayor apogeo empezando a levantar la ciudad que es a día de hoy, convirtiéndose en uno de los municipios de referencia, siempre con el vino como hilo conductor.

Azul y blanco

La Plaza de España es el centro neurálgico de la villa, un bello recinto formado por edificios porticados con fachadas blancas y azul añil. Levantada entre los siglos XVIII y XIX ofrece un lugar ideal para disfrutar del buen ambiente que se respira en sus calles. Allí se localizan algunos de sus edificios más importantes, como son el Ayuntamiento y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Recorriendo su casco histórico se pueden descubrir espectaculares fachadas típicas manchegas construidas al más puro estilo modernista, durante el florecimiento de la zona. La arquitectura religiosa cobra importancia en una la región donde, a parte de la iglesia de la Asunción destacan la bella ermita de Vera Cruz, la iglesia de los Trinitarios y la del Santo Cristo de la Misericordia. Otra atracción turística relevante es el Molino de Gregorio Prieto.

El vino como motor económico

Valdepeñas cuenta con tres museos. El más destacado es el dedicado al vino, verdadero motor económico de la comarca, espacio en el cual se puede conocer la historia y cultura que rodean una bebida convertida en arte. Y, por supuesto, acercarse hasta alguna de sus bodegas, donde conocer el proceso de elaboración del vino y catar los mejores caldos de la tierra.

El festejo más importante y tradicional de Valdepeñas, la Fiesta del Vino, declarada de Interés Turístico Nacional, demuestra el amor de sus vecinos por el producto. Un producto convertido en reclamo turístico pues, el enoturismo es uno de los atractivos más demandados por turistas y curiosos que llegan hasta estas tierras para catar sus caldos y conocer todo el proceso de elaboración.

El suelo es un factor importante y determinante, el carácter geológico de la zona, la abundancia de terrenos calizos, arenosos y las tierras arcillosas hacen especialmente favorable el cultivo del viñedo de calidad. Esto unido al clima de Valdepeñas, continental y seco, caracterizado por escasas precipitaciones y temperaturas suaves, hacen posible las 12 variedades de uva Denominación de Origen Valdepeñas, seis blancas y seis tintas.

Fotos

Vídeos