¿En qué debo fijarme para elegir el mejor hotel en vacaciones?

Además del precio y la cantidad de estrellas que posee, hay otros detalles que debes tener en cuenta antes de reservar en uno

IDEAL.ES

Calor, sol, días más largos, tiempo libre… ¡Verano! Cada vez falta menos para disfrutar de la temporada estival y por ello al igual que otras muchas personas quizá estás pensando ya cómo y dónde van a ser tus vacaciones. ¿Playa? ¿Montaña? ¿Una ciudad cosmopolita? No cabe duda de que hay gran variedad de destinos por los que te puedes decantar, pero ante todo debes mirar la facilidad de transporte, el clima y sobre todo, el alojamiento.

Decantarse por un hotel es la opción más fácil y económica de ahorrarse las preocupaciones del alojamiento, más aún si te beneficias de los cupones de descuentos en hoteles de Descuentos Ideal con los que sin duda ahorrarás estas vacaciones. Sin embargo, a la hora de reservar y elegir un hotel cometemos ciertos errores y es que nos dejamos llevar únicamente por el precio de la habitación o por la cantidad de estrellas que posee, mientras que en realidad deberíamos reparar en otras cuestiones que también son muy importantes y que te detallamos a continuación.

1. Recomendaciones

El ‘boca a boca’ siempre ha sido útil, y es que nada como que amigos, familiares y hasta el frutero de la esquina te recomienden un sitio para que quieras ir. Esta tradicional forma de valoración de productos y sitios se ha trasladado ahora a las redes sociales y a plataformas de valoración como Tripadvisor en las que puedes encontrar todo tipo de comentarios acerca de gran diversidad de hoteles, por lo que si bien “para gustos, colores”, es recomendable que entres en estos ‘sites’ y supervises las opiniones acerca del hotel en el que estabas pensando pasar tus vacaciones.

2. La ubicación

Por mucho que sea el hotel más barato y aunque cuente con cinco estrellas, si está situado a una gran distancia del centro turístico o del principal atractivo de tu viaje sin duda te saldrá poco rentable, ya que al final gastarás mucho más en transporte de lo que habías planificado. Por ello, sin duda te recomendamos un hotel que se encuentre cerca o relativamente cerca al lugar que quieres visitar, ya sea una playa, una piscina o un monumento. Se trata de ahorrar pero en todos los sentidos, no ahorrar en el alojamiento para invertirlo en el uso constante de transporte. Busca un hotel céntrico y bien comunicado.

3. Las prestaciones

No es lo mismo pagar una elevada suma de dinero por un hotel sin piscina, spa y gimnasio que por otro que sí posee estas prestaciones. Por ello, te recomendamos que compruebes detenidamente si tu hotel cuenta con alguno de estos lugares complementarios en los que podrás incrementar el placer derivado de tus vacaciones. Consulta no solo si disponen de ellos, sino también si estos son gratuitos, ya que en la mayoría de ocasiones suelen conllevar un gasto extra.

4. Las comidas

Las comidas también son otro detalle importante en el que debes fijarte. Por norma general, el régimen barato de muchos hoteles incluye el desayuno o directamente ni eso, algo que puede salirte rentable si vas a pasar más tiempo fuera que dentro del hotel, puesto que podrías optar por bocadillos y comida casera que te aseguramos que te saldrá mucho más barata. En caso de que prefieras comer y cenar en el restaurante del hotel, te aconsejamos que intentes negociar un bono de comidas, ya que seguro que así puedes ahorrar una pequeña parte del dinero que podrías llegar a gastar en caso de que finalmente almuerces y cenes diariamente en él sin bono o descuentos especiales.

Temas

Turista

Fotos

Vídeos