La nieve arrasa en las estaciones del norte

La Cordillera Cantábrica es una de las grandes beneficiadas en este mes de febrero/Valgrande-Pajares
La Cordillera Cantábrica es una de las grandes beneficiadas en este mes de febrero / Valgrande-Pajares

San Isidro y Valgrande-Pajares superan los 30 kilómetros esquiables en unas jornadas en las que las precipitaciones y el temporal están dejando el mejor recuerdo en la Cordillera Cantábrica

J. GONZALOMADRID

En la Cordillera Cantábrica no se recuerda nada igual. Las nevadas son intensas y el frío no cesa. Se han llegado a ver acumulaciones de nieve que en algunos casos, como el de la estación de San Isidro, llegaban a los nueve metros de altura.

Todo un récord para el centro leonés, donde como ocurre en muchos otros, siguen disfrutando de un temporal que se espera por el momento que continúe dejando los espectaculares números que a estas alturas se viven en sus pistas.

Valgrande-Pajares es uno de los ejemplos más presentes en el norte del país, donde ya el fin de semana hubo complicaciones a pesar de que durante la jornada de domingo se pudieron desbloquear remontes. Sus 31 kilómetros disponibles para la actividad esquiable suponen el cien por cien del dominio asturiano, aunque la importante bajada de precipitaciones, la niebla y el viento no son buenos acompañantes de los usuarios que se acercan hasta los trazados para deslizarse por unos espesores que en los mejores casos se encuentran por los 340 centímetros.

San Isidro, 31 km

En el centro cantábrico, donde todavía no se ha logrado la apertura del snowpark, continúa nevando en el comienzo de la semana, con una importante reducción del viento, que permite disfrutar de la totalidad de apertura. Aún así, el riesgo y, sobre todo, los accesos, siguen siendo bastante notables.

En León se viven días de gloria y mucha nieve
En León se viven días de gloria y mucha nieve / San Isidro Facebook

Las intensas precipitaciones, eso sí, permiten que durante estas jornadas se pueda fabricar todavía más nieve y las previsiones de cara a estos meses se antojan muy interesantes. Nada que ver con otras temporadas, donde a estas alturas la nieve apenas había hecho su aparición en las pistas.

Similares son las condiciones con las que se cuenta en León. Allí, San Isidro se mantiene con una superficie que supera los 31 kilómetros de Pajares, aunque sus espesores son algo menores. Tres metros de oro blanco en algunas de las áreas más elevadas para celebrar un mes de febrero que, sin duda, es el mejor que se recuerda de los últimos tiempos.

Fotos

Vídeos