Otra Navidad en blanco para Grandvalira

La estación andorrana de Grandvalira acoge una bonita Navidad/Grandvalira
La estación andorrana de Grandvalira acoge una bonita Navidad / Grandvalira

El centro andorrano vuelve a convertirse en un punto de referencia para los amantes de los deportes de invierno en estas fiestas

JUANJO GONZALOMADRID

Un año más, en Andorra comenzaba a vivirse una de las grandes tradiciones el pasado fin de semana, de esas con las que más disfrutan las familias con niños que se trasladan hasta las pistas de Grandvalira. Cada vez son más numerosas, y es que la presencia de Papá Noel se ha convertido ya en un momento tan especial que nadie se quiere perder.

Inicio con Papá Noel

Un día intenso, pues se pasea por prácticamente la totalidad del dominio. Como no podía ser de otra manera, se vuelve a hacer con la estación a rebosar de nieve y unas condiciones realmente buenas. Comenzaba, por fin, la temporada de invierno, justo coincidiendo con el momento más álgido del curso.

La celebración de la fiesta de Nochebuena y la jornada de Navidad han dado el pistoletazo de salida también en uno de los dominios que mejor considerados están en la zona sur de Europa. Todavía hay dos semanas por delante de celebraciones y que continúan desde esta misma semana.

El sector Grau Roig acogerá una San Silvestre de Skimo el día 31 de diciembre

Los más pequeños tendrán la ocasión de ver a Mickey y sus amigos patinando sobre hielo en una de las actividades más divertidas, mientras que el sector Grau Roig acogerá una San Silvestre de Skimo más originales del mundo de la nieve. El preludio de la fiesta de fin de año que también se celebra en el Principado.

Todo ello tendrá lugar en los 162 kilómetros de los que actualmente dispone Grandvalira, que ya se han convertido en uno de los mejores reclamos para disfrutar de este periodo, tanto para quienes se manejan en la práctica del esquí como para aquellos que desean iniciarse en este mundo. Actualmente son 108 las pistas abiertas, aunque las previsiones continúan trayendo bajas temperaturas y probabilidades de nieve.

Hasta la llegada de los Reyes Magos a los trazados andorranos, todavía quedan muchas sorpresas. Por el momento, en el Principado se disfruta, y mucho, de una blanca Navidad.

Fotos

Vídeos