Val d´Isere, el secreto de esquiar también en verano

El mes de junio es el del inicio del esquí veraniego/Val d´Isere
El mes de junio es el del inicio del esquí veraniego / Val d´Isere

Los glaciares, una de las mayores suertes para los amantes del deporte de nieve, son los grandes protagonistas del oro blanco durante la época estival

J.GONZALOMADRID

Finaliza la temporada de esquí y son muchos los que guardan los equipos y rememoran los grandes meses vividos descendiendo pistas de nieve acompañados de familiares o en grupos de amigos. Un curso excelente que se va y que, sin embargo, hay quienes optan por continuar disfrutando más allá de nuestras fronteras. Practicar deportes de invierno en primavera o en pleno verano, una maravillosa contradicción que desde hace años es habitual gracias a los glaciares, zonas normalmente frecuentada por equipos de esquí en mañanas de aperturas muy intensas..

Numerosas zonas en las que el sol brilla más que nunca y donde los usuarios, lejos de ataviarse con el bañador y lanzarse por las pistas, disfrutan bien equipados. A pesar de ser uno de los más modestos del país galo, Val d´Isere es uno de los destinos elegidos, pues se trata de una de las más próximas a España y una zona donde habitualmente la afluencia no es desmesurada -no es lo normal en la zona alpina-.

Glaciar de Hintertux, Austria
Glaciar de Hintertux, Austria / Archivo

Allí, el pequeño glaciar Pissaillas, que forma parte de las cotas altas, se pone en marcha cada mes de junio con hasta ocho trazados esquiables, dos de las cuales son cubiertas y cuentan con nieve artificial.

Aunque su nieve siempre se ha mantenido hasta bien entrado el mes de agosto, o incluso en ocasiones septiembre, el calor sufrido en los últimos cursos ha impedido que continuase esta tendencia. Así, ahora lo más normal es disfrutar estas espectaculares condiciones hasta mediados del mes de julio.

El coste del pase diario se encuentra algo por debajo de los 30 euros, tanto para los niños como para unos adultos que desean seguir surcando la nieve como han hecho durante todo el invierno. A pesar de que en Val d´Isere la extensión no será la misma de otros glaciares -ni siquiera la de sus vecinos franceses-, se trata de una excelente forma de disfrutar del esquí también en la época estival. Y es que los deportes de 'invierno' nunca paran.

Fotos

Vídeos