12 horas de superación en Masella

Los saltos de los esquiadores deleitaron a todos los aficionados, presentes en las pistas/Masella
Los saltos de los esquiadores deleitaron a todos los aficionados, presentes en las pistas / Masella

La competición, que cumplía su segunda edición entre la lluvia y el viento, ha vuelto a ser todo un éxito en una estación donde se acumulan más de 240 centímetros de nieve

JUANJO GONZALOMADRID

El primer envite había sido todo un éxito y en Masella se había preparado la competición al milímetro con el objetivo de poder mejorar un poco más, si cabe, la segunda edición de una prueba de resistencia que llama la atención de muchos esquiadores. Descensos durante 12 horas de forma ininterrumpida en unas pistas que esta temporada han batido récords y que desde el pasado mes de noviembre se mantienen con un magnífico estado. La meteorología y las últimas nevadas, obviamente, son otro de los puntos a favor para que hoy podamos ver estas condiciones en uno de los dominios más importantes de la zona.

La 12 horas non stop prometía ser una de las citas del curso y no ha decepcionado en ninguna de las categorías. La participación ha vuelto a ser masiva -con un gran número de usuarios que habían sido seducidos por primera vez-, llegando a alcanzar los 50 equipos y con la aparición de algunos corredores que surcaron el trazado en solitario. Una actuación aún más meritoria y complicada, ya que no da la opción de descansar ni realizar paradas.

Masella

76 pistas disponibles

En unos días en los que en Masella se mantienen abiertas 76 pistas y el espesor llega a alcanzar en las mayores cotas un máximo de 245 centímetros, poco a poco se comienza a vislumbrar el comienzo de un tramo final que se presenta apasionante. Por mucho que este pasado fin de semana, a causa de la mayor duración de la luz del día, se despidiera una temporada más un esquí nocturno que continúa sin tener rival en el centro situado en Gerona.

Masella

Eventos que ofrecen poner el cuerpo al límite durante muchas horas seguidas y que ofrecen al esquiador un ambiente propicio que acompaña a disfrutar de una manera especial de la prueba. Algo menos acompañó la meteorología, que hizo todavía más dura esta segunda edición, a pesar de que empezó brillando el sol. No duraría mucho, pues la niebla, el viento o la lluvia tendrían su cota de protagonismo en esta durísima competición que ha vuelto a dejar un gran sabor de boca para todos.

Fotos

Vídeos