Ideal

Cinco trucos para disfrutar de un internet seguro con tus hijos

Los niños deben aprender a disfrutar de internet, pero también conocer sus riesgos.
Los niños deben aprender a disfrutar de internet, pero también conocer sus riesgos. / Archivo
  • Hablar con ellos, utilizar herramientas de control parental y ser un ejemplo del buen uso de la red son algunas de las recomendaciones de los expertos en el Día Internacional del Internet Seguro

Auque internet sea esencial en nuestra vida diaria, lo es más aún en la de nuestros hijos, que no conciben un mundo desconectado. Hoy, Día Internacional del Internet Seguro, es importante que padres e hijos compartan tiempo conectados para que los niños utilicen la red de forma "sensata" y aprendan a disfrutar, aunque también deben conocer "los riesgos que puede conllevar un mal uso para poder evitarlo", afirma Josep Albors, director del laboratorio de ESET España.

Sabemos que la red es básica en todos los aspectos de la vida de los más pequeños, "ya sea para trabajar, para disfrutar de sus ratos de ocio, para aprender de forma continua o incluso para disfrutar de multitud de servicios que solo se ofrecen a través de internet", explica el director de la empresa de seguridad informática.

El lema de este año ('Sé parte del cambio: unidos por un Internet más seguro') busca establecer relaciones de confianza entre padres y jóvenes para que puedan disfrutar de la red "desde el primer momento" y de forma "consciente y segura".

A continuación se enumeran los cinco mejores consejos para que los padres puedan enseñar a sus hijos a utilizar la red de forma sensata y puedan disfrutar del mundo conectado aprendiendo y jugando sin preocupación:

1. Habla con tus hijos. Las personas que mayor confianza generan en los niños son los padres, por lo que es importante que sean éstos los que enseñen a los hijos a usar internet de forma responsable, y cuanto antes lo hagan, mejor. Desde el momento en el que el niño muestra interés por la tablet, el ordenador o el teléfono, hay que explicar, con palabras que el pequeño entienda, que todo lo que le hemos indicando sobre seguridad en el mundo real, también es aplicable en Internet.

2. Sé un ejemplo para tus hijos. El primer contacto del niño con internet probablemente lo tenga en compañía de los padres, por lo que ellos son la mejor guía para conocer y disfrutar de las aventuras que depara la red. Pero como en cualquier comportamiento, hay que establecer ciertas reglas básicas, como las horas a las que puede conectarse y el tiempo que puede estar con el dispositivo entre manos.

3. Utiliza herramientas de control parental. Existen tecnologías muy útiles que permiten bloquear páginas web o categorías completas con material ofensivo o no apto para los más jóvenes, como controlar el historial de navegación, la webcam, bloquear aplicaciones, gestionar el tiempo de uso del dispositivo o localizarlo en cualquier momento.

4. Enséñales qué pueden contar. Es importante explicar a los niños que, a pesar de que la mayoría de usuarios tiene buenas intenciones, no todo el mundo en el espacio virtual son 'buenos amigos' y que hay gente que puede hacerles daño. Por eso no deben compartir información familiar, como la dirección, el teléfono, los nombres de los padres o incluso el colegio al que va o las actividades extraescolares en las que está apuntado.

5. Que guarden el secreto. Hay muchas páginas en las que el niño tendrá que introducir unas credenciales para acceder. Debemos explicarle que nadie aparte de sus padres debería conocer sus contraseñas, ya que son como las llaves de casa. Enséñale también a construir contraseñas robustas y, siempre que sea posible, a utilizar medidas adicionales de protección, como el doble factor de autenticación.