Ideal

La depresión posparto, más compleja que la común

La depresión posparto, más compleja que la común
/ Archivo
  • Un estudio neurobiológico halla distinciones en el comportamiento de madres que la padecen y mujeres que sufren otro tipo de depresiones

  • Estas dos dolencias se habían tratado por los médicos tradicionalmente de la misma manera

El parto puede afectar significativamente al devenir psicológico de las mujeres, pues no solo atañe a los inmensos cambios hormonales que hasta influyen en el cerebro. Ya son varios los estudios que apuntan que entre el 10% y el 20% de ellas sufre ansiedad posparto con unos síntomas muy similares a los de cualquier otra depresión diagnosticada.

Científicos de Francia, Estados Unidos y Canadá han realizado una investigación centrada en las características neurobiológicas de pacientes que sufren esta patología posparto. Sus resultados, citados por la agencia especializada Sinc, se han divulgado este miércoles en la revista Trends in Neurosciences.

"La maternidad puede cambiar a la madre, algo que normalmente pasamos por alto. Nos olvidamos de examinar la neurobiología de la salud mental y de las enfermedades mentales durante la maternidad, especialmente la ansiedad", ha comentado Jodi Pawluski, una de las autoras perteneciente a la Université de Rennes 1 (en Francia).

Los síntomas de la depresión posparto (DPP) incluyen tristeza, inquietud, agitación y problemas de concentración, un perfil que recuerda al de otros trastornos depresivos graves que se suelen dar durante la vida adulta. No obstante, las indagaciones de Pawluski y su equipo han mostrado diferencias entre la actividad neuronal de pacientes con DPP y pacientes con otro tipo de trastorno mayor y que no han dado a luz.

Por ejemplo, las pruebas con resonancias magnéticas funcionales han determinado que la amígdala cerebral, normalmente en estado hiperactivo en personas con ansiedad y depresión, ha aparecido menos activa en quienes sufrían DPP. Pero la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés) aún considera la DPP como un subtipo de los trastornos depresivos graves y no una patología en sí misma.

«Es más complicada porque se supone que la mujer espera con entusiasmo»

En su Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5®), la APA establece esa comparación directa con personas que padecen trastornos depresivos graves. Es por ello que se sigue tratando a las mujeres con específica ansiedad posparto como a cualquier paciente con ansiedad general, algo que según esta nueva investigación no ayudaría al correcto tratamiento de dicha enfermedad. De hecho, ni siquiera viene clasificada en este manual de referencia.

Los autores han indicado que la experiencia de la depresión posparto "es mucho más complicada por el hecho de que se supone que la mujer espera con entusiasmo su maternidad". Eso provocaría que las madres con esta específica ansiedad no pudieran transmitir abiertamente sus problemas. Luego han opinado que "entender cómo actúan neurobiológicamente los trastornos del ánimo en la maternidad ayudará a diseñar tratamientos más efectivos", mejorando así la salud y el bienestar de la madre, de sus hijos y de toda la familia.

Además, estos síndromes depresivos no afectan exclusivamente a las madres, ya que también dificultarían la creación de vínculos con los hijos. Pawluski ha precisado que las madres con depresión "pueden ser más intrusivas o irritables con sus vástagos, e incluso más desapegadas o introvertidas". Y tales problemas podrían perjudicar a largo plazo incluso la salud de los niños. Según los investigadores, los hijos de mujeres con depresión tienen necesidades médicas mayores que los hijos quienes no la sufren.

Por último, Pawluski ha criticado la escasa preocupación científica sobre estos asuntos: "Apenas existen 20 investigaciones publicadas sobre ansiedad o depresión posparto en humanos. Es muy impactante, teniendo en cuenta que la sufren entre un 10% y 20% de las madres. La ansiedad posparto la sufre una de casa siete mujeres que no están deprimidas y cuya situación las deja sin tratamiento específico".