El Tribunal Constitucional frena la candidatura de Puigdemont a ser investido

Puigdemont posa para los fotógrafos tras un encuentro con periodistas extranjeros acreditados en Alemania. /Efe
Puigdemont posa para los fotógrafos tras un encuentro con periodistas extranjeros acreditados en Alemania. / Efe

Considera que no encaja en la legalidad que marcan la Constitución y el Estatut | Puigdemont: «Los enemigos de la libertad son poderosos pero las personas libres lo son más»

AGENCIASBarcelona

El Tribunal Constitucional (TC) ha frenado la candidatura de Carles Puigdemont para ser investido presidente de la Generalitat, al admitir a trámite el recurso que el Gobierno presentó en enero, mientras que el Consejo de Garantías Estatutarias no avala la investidura a distancia que pide JxCat.

La admisión a trámite y la suspensión del pleno para investir a Puigdemont, mientras no se pronuncie el TC sobre el fondo del asunto, implica que si el Parlament convocara ahora una sesión de investidura para elegirlo a distancia incurriría en desobediencia. Puigdemont, que había huido a Bélgica y ahora se encuentra en Alemania pendiente de saber si es extraditado a España, sigue sin poder ser candidato por vía telemática, por orden del TC.

El Consejo de Estado desaconsejó al Gobierno la presentación de un recurso contra la convocatoria del pleno y, entre los magistrados del TC en principio no existía unanimidad sobre si había que admitirlo a trámite, debido a su carácter cautelar o previo. Ante la existencia de dudas, lo que hizo el TC en marzo fue tomar una decisión intermedia, la suspensión de la convocatoria en tanto no decidía sobre la admisión a trámite. Ahora ha llegado a un acuerdo unánime sobre la admisión y ha vuelto a acordar la suspensión de la convocatoria del pleno.

El TC ha advertido además a los miembros del Parlament de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada. La decisión llega a tan solo una semana de que el Parlament debata y vote una reforma de la ley de la presidencia de la Generalitat, impulsada por JxCat con el fin de permitir una investidura a distancia de Puigdemont.

«Los enemigos de la libertad son poderosos pero las personas libres lo son más»

El expresidente de la Generalitat ha asegurado este viernes que «los enemigos de la libertad son poderosos pero las personas libres lo son todavía más»

En un apunte en Twitter, el también diputado de JxCat ha recordado que este viernes se cumple medio año de la proclamación de la independencia en el Parlament: «Hace seis meses iniciábamos el camino de libertad y república para un país mejor, más justo y más democrático».

Y ha citado el artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que dice que «la voluntad del pueblo es el fundamento del Estado».

Pleno para 3 y 4 mayo

Precisamente esta tarde el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado el pleno para el 3 y 4 de mayo, con un orden del día que incluye esta modificación de la ley de la presidencia. No obstante, la reforma planteada por JxCat ha recibido hoy otro varapalo: el Consejo de Garantías Estatutarias ha emitido un dictamen en el que no avala una investidura a distancia del presidente de la Generalitat, al considerar que no encaja en la legalidad que marcan la Constitución y el Estatut.

En su dictamen, solicitado por Ciudadanos y el PSC, señala que esta propuesta «no cumple los requisitos» que establece el reglamento del Parlament «para poder ser tramitada y aprobada por el procedimiento legislativo excepcional de lectura única». Remarca asimismo que la reforma que permitiría al candidato a la investidura remitir por escrito su discurso, sin necesidad de asistir al hemiciclo, «invade una materia que está reservada al reglamento del Parlament», por lo que «vulnera» el Estatut.

Tras conocerse la postura del TC y del Consejo de Garantías Estatutarias, el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha dicho que «de entrada no renunciarán» a la investidura de Puigdemont porque se quieren mantener «fieles al compromiso electoral», aunque ha admitido que tendrán que hacer una «segunda valoración en profundidad» con los juristas del grupo. En cuanto al dictámen del Consejo de Garantías, que no es vinculante, ha dicho que «la mejor garantía estatutaria es poder plasmar lo que nos encargaron las urnas» el pasado 21 de diciembre.

Fotos

Vídeos