Suspendidas las clases de un colegio andaluz por una plaga de ratas

Participa denuncia la falta de limpieza. /Twitter @participasvq
Participa denuncia la falta de limpieza. / Twitter @participasvq

Varios padres han denunciado que sus hijos tienen que convivir con roedores e incluso se han concentrado en las puertas del centro, el colegio de educación infantil y primaria

EFE

El Ayuntamiento de Sevilla instalará mañana trampas en el colegio Valeriano Bécquer, tras constatar la existencia de ratas en una clase de Educación Infantil, a la que asisten niños de 3 años, algunos de los cuales no han sido llevados por sus padres al centro.

La dirección del colegio ha reclamado la limpieza integral de la barriada donde se encuentra el centro escolar, en una zona de expansión a las afueras de Sevilla, tras detectar huellas y excrementos de ratas en una clase de Educación Infantil, como habían denunciado los padres de los pequeños.

El director del centro, José Carlos Villegas, ha dicho que técnicos del servicio zoosanitario del Ayuntamiento han comprobado la presencia de estos roedores en el colegio, algo de lo que han informado a los padres, tanto verbalmente como mediante notas informativas, para que decidan libremente si envían a sus hijos a clase.

El Ayuntamiento instalará este miércoles una serie de trampas por el centro educativo para intentar capturar a los roedores

Villegas ha expresado que en el entorno del centro educativo se desmantelaron una serie de cuadras de caballos y otras siguen en pie y son uno de los focos de suciedad de la zona, hecho que también ha sido denunciado por los vecinos en varias ocasiones.

El Ayuntamiento instalará este miércoles una serie de trampas por el centro educativo para intentar capturar a los roedores.

José Carlos Villegas ha dicho que entiende que haya padres que han tomado la decisión de no llevar a los niños al colegio y que confía en la efectividad de las medidas que se tomen para solucionar el problema.

Por otra parte, los doscientos alumnos del colegio Augusto Santiago Bellido de Vélez-Málaga, que ayer no acudieron a clase para protestar por las picaduras de pulgas que sufren desde principios de curso, han regresado hoy a las aulas después de que esta mañana haya sido fumigado.

La desinsectación se ha desarrollado antes de la entrada de los niños, en la parcela anexa al centro que los padres consideran el foco de las pulgas, un solar que linda con el módulo de Infantil y que es utilizado por numerosos propietarios de perros para que hagan sus necesidades.

Escolares de hasta quince clases han registrado picaduras en las últimas semanas y han tenido que ser atendidos en el centro de salud, según los padres, que también han alertado de la presencia de roedores en la zona.

Fotos

Vídeos