«La bruja mala del cuento ya no está»

Los padres de Gabriel entran en la catedral tras el féretro del pequeño. / Foto: Fran Gavilán | Vídeo: Sergio González Hueso

Patricia pide intimidad para darle el último adiós a su hijo y agradece todas las muestras de cariño que ha recibido

SERGIO GONZÁLEZ HUESO / MIGUEL CÁRCELES Almería

Ante el ataúd blanco de su hijo, los padres de Gabriel han agradecido públicamente por última vez el cariño, el apoyo y la solidaridad de todo el mundo tras la desaparición y muerte de su pequeño. Frente a los medios de comunicación agolpados frente a La Catedral de Almería, lugar donde se ha celebrado el funeral, Patricia ha pedido una vez más olvidarse de la presunta responsable de la muerte de Gabriel. «Que se quite la gente de la cabeza a la bruja del cuento, que ya está donde tiene que estar», ha dicho una emocionada Patricia junto a Ángel, padre del pequeño y quién ha agradecido personalmente la fuerza que Almería y España entera les ha dado. «Sabemos que Gabriel está ya en algún lugar con sus peces y que la bruja mala del cuento ya no existe», ha insistido.

Ambos, tras besar en reiteradas veces el féretro blanco y acariciarlo con ternura, se ha mostrado convencida de que el pequeño «va a seguir sacando cosas buenas» y ha manifestado a los medios de comunicación su «agradecimiento de corazón», al tiempo que Ángel ha destacado que ese cariño y apoyo «tan grande nos ha llevado en volandas a buscar a nuestro hijo». «Ayer nos llegó por Internet un cuento muy bonito, que decía que nosotros no habíamos perdido, que mi hijo había ganado, no solo porque había desaparecido la bruja mala del cuento sino por la cantidad de gente y las cosas buenas que ha sacado de todo el mundo», ha concluido la madre.

Patricia ha instado a los medios y a la sociedad en general a darles a la familia la intimidad que se merece el último adiós a Gabriel, a quien tras el sepelio se lo han llevado al cementerio de Fernán Pérez, pedanía nijareña donde está previsto el último acto. Antes, han invitado a que «todo el mundo ponga hoy en su nombre» la canción de Rozalén 'Girasoles', uno de los «últimos temas que bailamos juntos».

Los miles de almerienses que se han congregado en la plaza de la Catedral, donde había instalada una gran pantalla para la retransmisión de la misa, han seguido las palabras de Patricia con un respetuoso silencio, que tan solo han roto con algún grito de «no estáis solos».

Llegada del féretro a la catedral de Almería.
Llegada del féretro a la catedral de Almería. / Carlos Barba (Efe)

Mientras se celebra la misa, multitud de almerienses que han venido a dar su último adiós al pequeño 'pescaito', como lo llamaban cariñosamente por su afán de ser biólogo marino, están siguiendo el sepelio a través de una pantalla gigante instalada en la plaza. Antes, la emoción ha rasgado la mañana nublada de Almería en el momento en el que Ángel y Patricia, los padres de Gabriel, han entrado en el templo. Gritos de ánimo los han acompañado con todo el cariño que puede dar un pueblo.

Por expreso deseo de la familia, al interior del templo solo han accedido amigos y familiares del pequeño así como representantes institucionales de todo el país, entre ellos la vicepresidenta del gobierno Soraya Sáenz de Santa María. Han sido coreados vivas a los representantes de la Guardia Civil que han acompañado a la familia en este sentido homenaje de duelo.

Más información

Fotos

Vídeos