'Piolín' se marcha de Barcelona

Ferry contratado por Interior para reforzar los efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil. / Albert Gea (Reuters)

Interior prescinde del barco más criticado por los agentes y trasladará a parte de los alojados a otro navío y a hoteles

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Adiós a una pesadilla que ha durado cerca de dos meses. El Moby Dada, (más conocido como Piolín por los personajes de la Warner que decoran sus costados) el ferry en el que se han alojado hacinados cerca de un millar de policías y guardias civiles destinados al operativo antisecesionista de Cataluña dejará de servir el próximo jueves como hotel flotante.

El Ministerio del Interior ha decido prescindir de los servicios de este buque tras las críticas continúas de los agentes, ya que la mayoría de los camarotes eran interiores, sin ventilación ninguna y sin espacio siquiera para dejar las maletas. También ante las denuncias por la pésima calidad de sus comidas.

Buena parte de los funcionarios del Piolín serán reubicados en otro barco el Azurra, de la misma naviera italiana Moby Lines, que se encuentra en el puerto de Tarragona y que tiene capacidad para 2.180 pasajeros frente a los 1.638 del Piolín.

Según fuentes del ‘operativo Copérnico’, otra parte de los funcionarios que se han alojado en el Moby Dada serán trasladados a hoteles y otro contingente será enviado de vuelta a casa.

El Ministerio del Interior ha comenzado paulatinamente a reducir el número de efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Para el 1-O llegaron a desplazarse a Cataluña cerca de 6.000 agentes de las fuerzas de seguridad del Estado.

En cualquier caso, el Gobierno mantiene un absoluto secreto sobre los detalles de la ‘operación Copérnico’. El Ejecutivo ha declarado este despliegue materia reservada y ha negado al Parlamento información sobre el mismo, incluido el coste del alquiler de los tres barcos.

Fotos

Vídeos