El juez retira la euroorden a Puigdemont para que Bélgica no suprima el delito de rebelión

La suspensión de la petición de entrega no afecta a la orden nacional de detención, que sigue vigente. De esta forma, el expresidente de la Generalitat será detenido si entra en España

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha acordado retirar las Ordenes Europeas de Detención dictadas contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsejeros Antonio Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí y que se comunique su decisión a las autoridades belgas, a fin de que dejen sin efecto la colaboración solicitada en su día y solicitándoles la devolución del formulario.

Llarena realiza este movimiento con la intención de evitar que las autoridades belgas cercenen la posibilidad de juzgarles por todos los delitos que se le atribuyen a él y a sus consejeros. La razón es que la Decisión Marco que regula este procedimiento de entrega de sospechosos entre países de la Unión Europea prevé que se podrá denegar la orden si los hechos que motivan la misma -delitos de rebelión o sedición- no son constitutivos de delito de acuerdo con el derecho del Estado miembro de ejecución, en este caso Bélgica, como ocurre en este procedimiento.

Más información

Los abogados de los investigados huidos a Bélgica ya han alegado precisamente ante los tribunales de ese país que el delito de rebelión no está tipificado exactamente así en la legislación de aquel país.

En su auto, el juez recuerda que la orden europea de detención es un instrumento de colaboración judicial y que una vez emitida, el instructor puede ponderar en cualquier momento la conveniencia u oportunidad de su mantenimiento, teniendo en cuenta las circunstancias que le prestan soporte conforme con su derecho interno y los efectos que esa orden de detención pueda tener en el proceso penal que se esté tramitando, en este caso en el Tribunal Supremo español.

La orden nacional se mantiene

Llarena explica que los autos de busca y captura e ingreso en prisión y las oportunas órdenes europeas de detención y entrega se emitieron el 3 de noviembre de 2017 por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Asimismo, describe el nuevo escenario que se presenta en este momento. De un lado, con posterioridad a la emisión de las órdenes, señala Llarena, "los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España, con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos para cuyos comicios se han presentado recientemente".

Rovira cree que la justicia española quiere evitar ser juzgada por la belga

La secretaria general de ERC y número dos en la lista por Barcelona, Marta Rovira, ha atribuido la retirada de la euroorden a una forma de evitar que "la justicia española sea juzgada por la justicia belga".

En un acto electoral realizado dentro del recinto de la antigua Cárcel Modelo de Barcelona, ha considerado que, detrás de esta renuncia a pedir la extradición, "hay una manipulación", porque, si regresaran a Barcelona Puigdemont y los exconsellers, "es seguro que irían a parar a la prisión acusados de los mismos delitos de índole política que se acusa al resto de miembros del Govern".

El exconseller de Justicia Carles Mundó, que ayer salió de la prisión de Estremera (Madrid) tras depositar una fianza y que hoy ha participado en el acto de ERC, ha considerado que la retirada de la orden "es una rectificación en toda regla, ante la sospecha de que la justicia belga no habría concedido las órdenes de extradición".

"Fuera del Estado español -ha afirmado Mundó-, nadie entiende que, por una cuestión política, se puedan pedir a gobernantes democráticos que cumplían con el programa electoral por el que fueron elegidos hasta 30 años de prisión por unos delitos claramente políticos como son los de rebelión y sedición".

Según el exconseller de Justicia, que a su llegada al recinto de la Modelo ha sido recibido con aplausos por algunos funcionarios y vecinos, "las querellas son absolutamente desproporcionadas e injustificables desde el punto de vista jurídico", por lo que, "antes que ver cómo la justicia belga le enmienda la plana a la española, han preferido dar marcha atrás".

Marta Rovira, que es la más que probable candidata a la presidencia de la Generalitat si el líder de su partido, Oriol Junqueras, permanece en prisión, ha reivindicado "el buen trabajo hecho por el Govern", que se tradujo, ha recordado, en cuestiones como el cierre de la prisión Modelo.

Sobre la insistencia de Junts per Catalunya en reclamar a ERC un compromiso para restituir a Puigdemont como presidente aunque su lista no sea la ganadora, Marta Rovira ha indicado: "Tal y como están las cosas lo que haremos es empujar para ganar las elecciones, y luego ya veremos en qué condiciones llegamos y qué mayorías parlamentarias han surgido para formar el mejor Govern".

De otro lado, recuerda que, una vez acumulada la causa, los hechos investigados suscitan la eventual comisión de un delito de naturaleza plurisubjetiva y no se puede juzgar a unos por un delito y a otros no.

Según el magistrado, el actual mantenimiento de las órdenes de detención no facilitaría el adecuado desarrollo del proceso "pues al ser posible que el Estado requerido deniegue parcialmente la ejecución de las órdenes de detención, se posibilita una restricción del título de imputación para los que se encuentran fugados, lo que dificultaría la respuesta homogénea que justificó la acumulación de las actuaciones e introduciría perturbaciones de defensa para los investigados que sí están a disposición de este órgano instructor, quienes podrían ser investigados y enjuiciados por todos los delitos que el instructor contempla, colocándose así en peor derecho que quienes se encuentran fugados".

Puigdemont no saldrá de Bélgica, según su abogado

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont no saldrá de Bélgica pese a la retirada de las euroórdenes contra él y los exconsejeros que se encuentran en Bélgica, según el abogado belga que asume su defensa, Paul Bekaert. "Puigdemont no abandonará Bélgica tras la retirada de la orden de detención europea. Solo ha sido retirada una orden de arresto de las tres (en referencia a la europea)", ha dicho el abogado al diario "L'Echo".

El letrado de Puigdemont explicó a Efe esta mañana que no había recibido aún una "notificación oficial" de la retirada de las euroórdenes. "No tenemos ninguna decisión oficial, no hemos visto ninguna notificación. Mientras no tengamos esos documentos, no vamos a reaccionar", ha señalado el letrado.

Por ello, en el estado actual de las actuaciones, el magistrado considera oportuno, ponderando los intereses en juego, retirar las órdenes de detención -la española sí se mantiene- objeto de análisis y renunciar a la petición de colaboración que comportan. Además, entiende que esta retirada no genera ningún gravamen a los afectados por ella, "pues, en la medida en que los encausados se opusieron a que se ejecutara por el Estado requerido el acto de colaboración que analizamos, eso es lo que esta resolución les aporta".

Contra el auto de Llarena se puede interponer recurso de reforma y/o apelación ante la Sala Segunda del Supremo. Mientras tanto, Puigdemont y los exconsejeros podrían quedarse en Bélgica sine die, incluso ser diputados del Parlament en el exilio, ya que no tienen por qué recoger en persona el acta de diputados autonómicos si son elegidos, según fuentes jurídicas.

Fotos

Vídeos