Fortaleza para la convivencia

EDUARDO PERALTA

Acaba la Navidad, no exenta de algunas muestras estrambóticas en las cabalgatas de los Reyes Magos, al imponerse innovaciones sin mucho sentido desde el exceso de lo políticamente correcto, con el único fin de hacer desaparecer tradiciones sustentadas en valores irreprochables. Lamentable que la inocencia infantil se utilice como arma arrojadiza. En los mayores lo de la inocencia es otra cosa...

Puede leer el artículo completo en el blog Carta del Director.

Fotos

Vídeos