Diez meses de cárcel por apalear a su pareja tras discutir por una petición de amistad en Facebook

En materia de responsabilidad civil deberá indemnizar a la víctima en la suma de 380 euros por las lesiones causadas

EFEHUELVA

El Juzgado de lo Penal 1 de Huelva ha condenado a 10 meses de cárcel a un hombre por insultar y golpear reiteradamente con el palo de una fregona a su pareja con la que había iniciado una discusión después de que él supiera que ella había recibido una solicitud de amistad a través de Facebook.

El fallo judicial, al que ha tenido acceso Efe, lo condena como autor de un delito de lesiones contra la mujer en el ámbito familiar, y, además de la pena de cárcel le impone la privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de dos años.

También le prohíbe acercarse a su pareja, a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier lugar donde se encontrare a menos de 200 metros, así como la prohibición de comunicar con ella por cualquier medio o instrumento durante dos años.

En materia de responsabilidad civil deberá indemnizar a la víctima en la suma de 380 euros por las lesiones causadas.

El juez concede al penado el beneficio de la suspensión de la ejecución de la pena de cárcel condicionada a que no delinca en el período de dos años a partir de la firmeza de la sentencia, a que cumpla el resto de la sentencia y a que se someta (y no abandone) a los programas de tratamiento de educación a maltratadores cuando sea requerido para ello.

Se considera probado que el acusado y la víctima mantenían una relación sentimental desde hacía siete años, con dos hijos en común, cuando a lo largo de la madrugada del 16 de abril de 2015, en el domicilio familiar ambos mantuvieron una discusión porque el acusado tuvo conocimiento que ella había recibido una petición de amistad por la red social Facebook.

En el transcurso de dicha discusión, el acusado al tiempo que le decía que era «una puta» y que la iba a matar, con la intención de menoscabar su integridad física, le golpeó de forma reiterada con las manos, con los puños y con un palo de fregona en los brazos, barriga, cara y piernas.

A consecuencia de la agresión, la mujer sufrió lesiones consistentes en equimosis en ambos brazos, mano izquierda, labios y piernas, que precisaron para su sanidad de una primera asistencia facultativa, sin ulterior tratamiento médico y que tardaron en curar en 10 días sin impedimento para sus ocupaciones habituales.

Fotos

Vídeos