Un año de cárcel por amenazar con "fusilar y quemar con gasolina" a Puigdemont

Un año de cárcel por amenazar con "fusilar y quemar con gasolina" a Puigdemont

"Queremos que sean fusilados y quemados, pero con gasolina, estas asquerosas ratas", publicó en Facebook en referencia a los independentistas

EFE

Un hombre ha aceptado una condena de un año y tres meses de cárcel por amenazar con "fusilar y quemar con gasolina" al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y a los independentistas, en varias proclamas que publicó en Facebook bajo el pseudónimo de 'franco'.

En su sentencia, que es firme dado que fue fruto de un acuerdo entre las partes, el Juzgado de lo Penal número 3 de Barcelona condena por un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas al procesado, al que aplica la eximente incompleta de alteración psíquica por considerar probado que tenía "mermadas" sus facultades. La sentencia condena al internauta a un año y tres meses de cárcel, así como una multa de 720 euros, pero le suspende la pena de prisión por un período de tres años siempre que no vuelva a delinquir y que voluntariamente cierre su perfil de Facebook, en el que se daba a conocer con el apodo de 'francisco franco'.

Entre los días 9 y 12 de enero de 2016, el procesado publicó en su perfil de Facebook expresiones ofensivas con los independentistas y con el expresidente catalán Carles Puigdemont, "movido por su rechazado y desprecio" a las personas de esa ideología y "con la voluntad de generar entre la población sentimientos de violencia y odio". Concretamente, el condenado publicó el 11 de enero de 2016 una fotografía con un subfusil y con la frase: "Yo ya la tengo cargada y engrasada", en el contexto de un artículo referido a un coronel que amenazaba con intervenir en Cataluña si se proclamaba la independencia.

Un día después, añade la sentencia, el procesado publicó el mensaje: "Queremos que sean fusilados y quemados, pero con gasolina, estas asquerosas ratas", en referencia a los independentistas, y anunció que él mismo mataría a toda la "asquerosa" familia de Puigdemont. "No hay que detener, sino fusilarlos y quemarlos pero a todos los separatistas", reza otro de los mensajes publicados por el condenado, el 10 de enero pasado, en referencia a una información sobre el jefe de campaña de Puigdemont. Según la sentencia, dichas publicaciones "se efectuaron de forma pública y abierta en la red y obtuvieron una gran difusión", dado que el condenado contaba con 819 contactos en Facebook.

El fallo reconoce que el procesado tenía mermadas sus facultades cognitivas y volitivas debido al trastorno de personalidad paranoide y adaptativo, con patología traumática, que padecía cuando publicó esos mensajes, "con episodios de ira y agresividad verbal y física".

Fotos

Vídeos