Los migrantes del 'Aquarius' tendrán estatus de refugiados

El traslado de los inmigrantes a los buques italianos. / Efe | Vídeo: RC

Desembarcarán el sábado en Valencia en la antigua sede de la Copa América | La vicepresidenta Carmen Calvo se trasladará para coordinar la operación

EDURNE MARTÍNEZ / AGENCIASMadrid

Los 629 inmigrantes a bordo del buque 'Aquarius' por fin pueden respirar con tranquilidad. Después de días parados en medio del mar porque Italia y Malta rechazaron su entrada, desde la vicepresidencia del Gobierno han asegurado este martes que la llegada de estas personas al puerto de Valencia -entre las que hay 123 menores y seis embarazadas- se producirá el sábado. A su vez, el Gobierno ha informado que concederá el estatus de refugiado y de personas en acogida a los migrantes que viajan en tres barcos desde la costa italiana hasta Valencia por la situación «de emergencia y excepcionalidad», al margen de la condición personal de cada uno de ellos.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha afirmado que esta situación la han anunciado los representantes de la Delegación del Gobierno durante la reunión celebrada este martes por la tarde por la comisión mixta para la atención y acogida de refugiados y desplazados forzosamente, en la que se han adoptado las medias del primer operativo de acogida que se les dispensará a su llegada a Valencia.

Oltra, que ha confirmado que los tres barcos atracaran en La Marina porque su calado lo permite, ha detallado que la base logística de coordinación estará en la antigua base del Alinghi utilizada en la Copa América de hace una década, con una superficie de 1.700 metros cuadrados que ya se ha limpiado, revisado y acondicionado.

Procedimiento de identificación

Desembarcarán tres buques: el 'Aquarius' con 129 personas a bordo y dos barcos italianos de rescate en los que irán los 500 restantes. A partir de la llegada a tierra, el Ministerio del Interior será quien se encargue del procedimiento de identificación. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ya ha anunciado que se desplazará días antes del desembarque a Valencia para coordinar con el presidente valenciano, Ximo Puig, la recepción de los migrantes.

Con el objetivo de llegar cuanto antes a un puerto seguro, a mediodía comenzaba la división de los inmigrantes en varios barcos para poner rumbo a Valencia. El plan del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo Italiano (IMRCC) es desembarcar a las 629 personas en Valencia. «Motivos políticos fuerzan a estas personas, exhaustas, a soportar un viaje aún más largo», lamentan desde MsF.

Pero ellos están contentos. Desde MSF lo confirman desde su cuenta de Twitter, en la que han colgado imágenes del traslado. «Están contentas de poder dirigirse finalmente a un puerto seguro, tras ser rescatadas en el Mediterráneo, pero sobre todo de no regresar a Libia», aseguran.

Pasaron en los últimos días del miedo a tener que regresar a Libia al alivio de pisar pronto tierra firme. «Hace unos minutos les han dicho que partimos hacia España. La mayoría estaban contentos, se han puesto a aplaudir», explica a la AFP la periodista de Euronews Anelise Borges, por teléfono desde el barco humanitario.

Además, esta mañana los más de 600 inmigrantes han recibido víveres en una operación coordinada por las autoridades italianas de rescate. Emergencias Italia ha descargado medicinas y comida, con la ayuda del personal de MSF, en el buque. Así, han trasladado desde lanchas al barco cajas con alimentos, como fruta fresca y productos empaquetados, junto a medicamentos.

La comida ha relajado la tensión vivida las últimas horas, en las que un chico intentó tirarse por la borda porque «estaba desesperado después de 24 horas parado», según ha confirmado el cooperante de la ONG SOS Méditerranèe, Alessandro Porro. Por ello, han decidido comunicarles que irán a Valencia «con tiempo» para hacerlo «de manera tranquila y correcta».

Médicos Sin Fronteras pide «poner la seguridad de las personas por encima de las políticas» y recuerda que este plan significará que personas rescatadas «que ya están exhaustas», pasen cuatro días más de viaje marítimo. «La mejor opción sería desembarcar a las personas rescatadas en el puerto más cercano para que después, puedan ser transferidos a España o a cualquier otro país seguro para su protección y su proceso legal», insiste la organización humanitaria, que viene recordando que el barco se encuentra a 700 millas de Valencia, pero a menos de 30 de los puertos de Italia o Malta.

La Armada puede acompañar al buque

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comunicado este martes que la Armada Española está «dispuesta a acompañar, si fuera necesario», al buque 'Aquarius' en su travesía hasta el puerto de Valencia y a prestar su apoyo en aguas jurisdiccionales españolas.

«Entre los más de 600 migrantes que viajan a bordo, hay 123 niños, 11 bebés y cuatro mujeres embarazadas, así como personas que necesitan atención, tras haber sobrevivido al paso por Libia y el viaje en embarcaciones precarias por aguas del Mediterráneo», señala el Ministerio de Defensa en la nota de prensa.

Responsabilidades penales

Por su parte, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha advertido de que Italia puede incurrir en responsabilidades internacionales por negarse a permitir el desembarco del Aquarius en un puerto italiano. «La situación de estas 629 personas en una embarcación al límite es crítica y tenemos asumido todos los estados que hemos suscrito tratados internacionales que no es una cuestión de buenismo o generosidad, sino de responsabilidad internacional», ha explicado en declaraciones a la cadena Ser.

Delgado ha admitido que la situación europea «es complicada» y la solución a la crisis migratoria tiene que venir de todos los Estados, «de los que son frontera y de los que no». En este sentido ha insistido en que el desembarco del 'Aquarius' es una «cuestión de humanidad pero también de cumplir con los convenios y tratados de los que todos los Estados son parte» y ha recordado que la decisión del Gobierno español de ofrecer el puerto español para la llegada de los migrantes «es un gesto que demuestra que hay que cumplir con los compromisos internacionales y a partir de ahí pensar en una política coordinada en materia de inmigración».

Así será el dispositivo en Valencia

Ahora será necesario un dispositivo que atienda a las 629 personas, entre las que hay 123 menores y siete mujeres embarazadas, según ha confirmado la ONG francesa SOS Méditerranée. Además, cooperantes de Médicos sin Fronteras que trabajan en el barco han confirmado que aunque el estado de salud de las personas a bordo es «estable», con el retraso en su desembarco se está poniendo en riesgo a los más vulnerables: «Seis embarazadas, 15 personas con quemaduras graves y varios críticos por hipotermia y ahogamiento».

Cruz Roja será la responsable de coordinar el dispositivo de llegada de los inmigrantes, de los que se ha pedido información sobre su edad y estado de salud. Llegarán al puerto de Valencia en un plazo de tres o cuatro días desde que inicien la travesía.

Desde Cruz Roja explican a este diario que a pesar de las dimensiones del rescate, se hará frente «exactamente» con el mismo 'Plan de grandes llegadas' con el que atienden en el litoral español siempre que ocurre un suceso de este tipo, ya sea por la llegada masiva de inmigrantes en un solo barco o por pequeñas pateras en un corto periodo de tiempo. Iñigo Vila, jefe de la Unidad de Emergencia, asegura que Cruz Roja tiene un dispositivo «permanente» con equipos con los que hacer frente a la llegada de cientos de inmigrantes a las costas españolas.

Nada más desembarcar, estas personas serán tratadas por el personal sanitario, que llevarán a cabo un reconocimiento médico y enviarán a los más graves a un centro hospitalario. «En estos casos, se les provee de ropa y calzado secos, aunque con el 'Aquarius' es probable que no sea necesario porque llevan varios días navegando y no creemos que estén mojados», ha explicado Vila. Inmediatamente después se les da de comer y beber. Es en ese momento en el que pasan a disposición de la Policía Nacional, que les toman los datos personales como su nombre, apellidos, edad y origen.

«Se va a poder organizar mejor»

La mayor diferencia respecto al resto de rescates que lleva a cabo Cruz Roja es, en palabras de Vila, que «aún tenemos dos o tres días para planificar la llegada de estas personas, no es una cuestión inmediata». Y es que el jefe de la Unidad de Emergencia dice que sabrán cuándo llegaran al puerto de Valencia en el momento en el que les confirmen que comienza a navegar dirección España. «Ahora el barco está lejos aún, entre Italia y Malta, por lo que podemos contar con ese par de días de margen como mínimo», afirma Vila.

El número de profesionales sanitarios que se necesitarán para este dispositivo aún no está decidido ya que aún está por confirmar el número de personas que presentan quemaduras o heridas de gravedad. Además, como cuentan con personal facultativo a bordo, «es posible que la atención médica no sea tan grande como en otros casos». Las embarazadas, por protocolo y como en el resto de ocasiones, «serán trasladadas nada más desembarcar» a un hospital para realizarles «un chequeo médico más detallado».

A modo de conclusión, Vila asegura que no será necesario desplegar un dispositivo especialmente grande, sino que lo más importante es que esté «organizado».

Calvo: «Es una obligación legal ineludible»

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo ha afirmado este martes que el ofrecimiento de España para que el 'Aquarius' desembarque en puerto español es una «obligación legal» que el Ejecutivo «no puede ni quiere eludir» y ha negado que esta acción pueda tener un efecto llamada para la inmigración ilegal.

«No estamos hablando de inmigración, sino de una situación límite y España tiene que responder como país responsable. Es una obligación y una perfecta imagen de lo que un país tiene que hacer», ha afirmado en una entrevista en la Cadena Cope.

Calvo ha explicado que cuando lleguen las tres embarcaciones, en las que se van a repartir a las personas a bordo del Aquarius, para garantizar una travesía segura a la costa española, el Gobierno, a través del Ministerio del Interior, determinará quiénes son refugiadas.

Más información

Fotos

Vídeos