Ideal

Los ediles de Carmena investigados por el Open piden declarar «de forma inmediata»

Combo de imágenes de Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer.

Combo de imágenes de Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer. / Efe

  • Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato han renunciado a la asistencia jurídica del Ayuntamiento de Madrid y costearán su defensa

Los concejales del Ayuntamiento de Madrid Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer han pedido hoy declarar "de forma inmediata" ante el juez para "aclarar cualquier duda" tras ser citados como investigados por encargar dos informes externos para denunciar corrupción en el Open de Tenis.

Así consta en un escrito de tres páginas, al que ha tenido acceso Efe, remitido hoy al Juzgado de Instrucción número 21 para no "dilatar la toma de declaración" de los dos concejales, que estaba prevista para el próximo 18 de septiembre, junto con la exconsejera delegada de Madrid Destino Ana Varela.

Los tres responsables del Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) están citados a declarar como investigados por los presuntos delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y delito societario, tras admitir a trámite la querella presentada por el PP por encargar dos informes externos para denunciar corrupción en el Open de Tenis.

"Los hechos objeto de querella son inciertos, tal cual se demostrará en cuanto este Juzgado tome declaración a mis representados", señala el procurador en el escrito, y añade que "dilatar" la declaración "solo servirá para una mayor y más larga instrumentalización política de la Justicia por parte de los querellantes".

Entre las alegaciones, argumenta que "nada más conocerse la admisión a trámite" el PP ha "corrido" a solicitar el cese de los ediles.

Mayer y Sánchez Mato han renunciado a la asistencia jurídica del Ayuntamiento y costearán su defensa.

El PP se querelló contra los responsables municipales por encargar "a dedo" dos informes externos por 50.000 euros para denunciar el convenio de gestión del torneo de tenis sin el conocimiento de Carmena, después de que tres estudios municipales descartaran irregularidades.

Los tres investigados pusieron en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción que podría haber malversación en los contratos suscritos por el equipo de Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón y los organizadores del Open de Tenis.

Entre sus argumentos, constaba que la aportación municipal al torneo era al inicio de 1,5 millones de euros anuales, una cantidad que se incrementó en 2009 hasta 5,3 millones y al año siguiente fue de 10,4 millones.