Ideal

La Fiscalía rebaja casi a la mitad la pena para Millet

El expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet.
El expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet. / Marta Pérez (Efe)
  • La Fiscalía aumenta la petición de pena contra el extesorero de CDC en el caso Palau

El juicio por el caso Palau ha entrado esta mañana en su fase final con las conclusiones de cada una de las partes. El fiscal Emilio Sanchez Ulled ha aumentado la petición de pena para el extesorero de Convergència inculpado en la causa, Daniel Ósacar, para quien pide ocho años de prisión y una multa de 20 millones, medio año más que al inicio del juicio, hace dos meses y medio. Osácar está acusado de haber formado parte de la trama según la cual Ferrovial abonaba una comisión a la ex CDC a cambio de la adjudicación de obras públicas entre 1999 y 2009. La constructora, según confesaron los dos principales responsables del Palau -Millet y Montull- en el juicio, pagaba una mordida del 4% y de este porcentaje un 2,5% iba a parar a CDC y el resto se lo quedaban Millet y su mano derecha Jordi Montull. Las 'mordidas' en las obras para la línea 9 del metro de Barcelona, de la Ciudad de la Justicia y de un nuevo pabellón municipal en Sant Cugat del Vallès se dieron a través de tres procedimientos: mediante entregas en efectivo a los tesoreros del partido soberanista, a través de facturación mendaz por entidades mercantiles que se prestaron a ello y con convenios de colaboración aparente suscritos por el Palau con la Fundación Trias Fargas, directamente vinculada a CDC.

La Fiscalía y los principales acusados han llegado a un pacto, por el que Millet y Montull confesaron e inculparon a Convergència, a cambio de rebajas sustanciales de penas. Millet, que se enfrentaba a 27 años de prisión por el expolio de la entidad cultural, que ronda los 30 millones, ha visto cómo el Ministerio Público deja la petición en 14 años y una multa de 20 millones. Para Montull reclamaba 27 años y medio y ahora solicita 10 años y 10 meses. La que ha salido más beneficiada con el pacto es la hija de Montull, Gemma, que era directora financiera en el Palau, que de 26 años pasa a dos, por lo que podría eludir el ingreso en prisión. El fiscal ha tenido en cuenta como atenuante la confesión de los tres a la hora de fijar su solicitud de penas definitivas.