Ideal

Prisión para el detenido que golpeó con un martillo a su hijo y agredió a su esposa en Dénia

  • El joven, de 20 años, sufrió importantes lesiones, al igual que la madre, que trató de detener a su marido de 70 años

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Dénia ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza para el británico de 70 años detenido por haber golpeado con un martillo a su hijo en la cabeza mientras dormía y de haber agredido a su esposa y madre de la víctima.

La jueza, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en un comunicado, imputa al arrestado, que ha pasado esta mañana a disposición judicial, los delitos de maltrato y tentativa de homicidio.

El hombre fue detenido en Dénia (Alicante) acusado de haber golpeado con un martillo a su hijo y a su esposa, y madre de la víctima, al intentar esta que su marido cesara en su empeño de agredir al joven.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, según ha informado hoy la Policía Nacional en un comunicado.

Tanto el hijo como la madre, ambos también de nacionalidad británica, fueron trasladados a un centro hospitalario para ser atendidos de sus lesiones y, según han señalado a Efe fuentes próximas al caso, "están fuera de peligro".

Tentativa de homicidio

Al arrestado se le imputa un presunto delito de tentativa de homicidio, pues su hijo estaba "en la cama y dormido cuando arremetió contra él golpeándole en repetidas ocasiones con el martillo en la cabeza", indica la nota de prensa.

También está acusado de un delito de violencia de género, ya que zarandeó y golpeó a su mujer en el portal de la vivienda, una agresión de la que fueron testigos unas vecinas, que llamaron rápidamente a la Policía.

Cuando los agentes llegaron a la finca encontraron al presunto agresor todavía en posesión del martillo y con salpicaduras de sangre por todo el cuerpo, por lo que le arrebataron el mazo y le apresaron.

Según la nota de prensa, tras el detenido había un rastro de sangre que acaba en el interior de la vivienda, en donde los agentes hallaron a su hijo, un joven 20 años, con una importante herida en la cabeza que no dejaba de sangrar y a su madre, también víctima de su marido.

Aunque el comunicado no especifica los motivos por los cuales el detenido agredió a su hijo, fuentes cercanas al caso han dicho Efe que "podría haber sufrido un posible brote psicótico" cuando se produjo el suceso.

El matrimonio y su hijo residen en la provincia de Alicante desde hace cinco meses y no hay constancia judicial de antecedentes violentos en el seno de la pareja, según el TSJCV, que ha indicado que los hechos ocurrieron en el domicilio familiar, ubicado en la carretera que une Dénia y Xàbia.