Ideal

La Fiscalía pide 48 años de cárcel a Sergio Morate por el asesinato de Laura y Marina

video

Sergio Morate, acusado del doble asesinato de las jóvenes Marina Okarynska y Laura del Pozo en Cuenca. / Efe I Atlas

  • El juicio, con jurado popular, se celebrará antes del verano

La Fiscalía de Cuenca solicita 48 años de prisión para Sergio Morate, encarcelado desde septiembre de 2015 por el asesinato un mes antes de las jóvenes Marina Okarinska y Laura del Hoyo. Según el escrito de la Fiscalía dado a conocer este viernes por el fiscal superior de Castilla-La Mancha, José Martínez, y la fiscal jefe de Cuenca, Isabel Gómez, se piden 25 años de cárcel por el asesinato de Marina y 23 por el de Laura así como una indemnización para sus familias de 540.000 euros.

En el caso de Marina, exnovia de Sergio, el Ministerio Público lo considera un crimen por violencia de género con la agravante de parentesco ya que fueron pareja de hecho durante un tiempo. En el caso de Laura, se le aplica la agravante de abuso de superioridad.

Detalles del doble crimen

El escrito de calificación de la Fiscalía también recoge detalles de lo ocurrido la fatídica tarde del 6 de agosto de 2015. Ese día Marina había quedado con Sergio para recoger objetos personales en el domicilio que ambos compartieron durante un tiempo antes de romper su relación. Como Marina temía el carácter violento de Sergio –le consta una condena en 2008 por detención ilegal y amenazas a otra exnovia- convenció a su amiga Laura para que la acompañara a la cita. Una decisión que les costó la vida pues cuando ambas llegaron al piso de Sergio éste cerró la puerta con llave para impedirles la huida.

Primero golpeó a Marina en la cabeza –es un experto en kárate- y la asfixió con una brida de plástico. Seguidamente se dirigió a Laura, a la que también golpeó en la cara antes de estrangularla con sus manos. Después introdujo los dos cadáveres en un coche y los enterró en un paraje cercado a la ciudad de Cuenca donde fueron encontrados por un senderista días más tarde. Mientras, Sergio había huido a Rumanía, donde la policía de aquel país lo detuvo a mediados de agosto. Según la Fiscalía, Sergio había planeado la muerte de su expareja, una siniestra idea que cumplió con el añadido del asesinato de Laura.

Condena íntegra

Sergio Morate, que actualmente tiene 32 años, será juzgado con jurado popular antes del verano. Es la previsión que maneja el fiscal superior de Castilla-La Mancha, que también ha explicado que “no se ha pedido la prisión permanente revisable porque el caso no entraba en ninguno de los supuestos recogidos en el Código Penal pero el plazo de cumplimiento efectivo de la pena no sería la suma aritmética, 48 años, pero sí 40”.

Eso es lo que esperan las familias de Marina y Laura. María Chamón, madre de Laura del Hoyo, sólo pide que el juicio se celebre cuanto antes “para acabar con esta pesadilla”. “Por muchos años a los que sea condenado, a mi familia y a mí siempre nos va a parecer poco por el daño y el sufrimiento que nos ha provocado”, reconoce la madre de Laura, que este año habría cumplido 26 años, los mismos que tenía Marina cuando fue asesinada.