Ideal

La foto de un sospechoso en el móvil de Diana Quer llevaría al «desenlace inminente»

  • Una de las líneas de investigación apunta hacia siete intentos de desbloqueo del terminal de la joven, según publicó 'El Confidencial Digital'

La expectación es máxima a nivel nacional con respecto a un caso que mantiene en vilo a la ciudadanía desde finales del pasado mes de agosto. La investigación iniciada para desvelar cuál es el paradero de Diana Quer afrontaba desde principios de esta semana una etapa clave para su resolución. Tanto que se llegó a hablar de un «desenlace inminente» de la operación. Todo apunta hacia los datos ocultos del teléfono móvil de la joven, localizado sumamente deteriorado en la ría de Arousa. Se llegan de hecho a retomar algunas hipótesis barajadas desde enero que apuntaban a la posible existencia de una imagen en la memoria del terminal que podría ayudar a esclarecer la situación. Sería la de uno de los involucrados en la desaparición.

Por ello toda la información que pudiese facilitar el completo análisis del dispositivo arrojaría más luz sobre este caso. El pasado 18 de enero ‘El Confidencial Digital’ daba cuenta de la importancia que residía en la placa base del iPhone 6 de color blanco de Diana Quer. Según reflejaba citado medio, los investigadores del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil analizaron la cobertura del teléfono y también las huellas que podría registrar el terminal.

Fuentes de la investigación confirmaron que antes de llegar el dispositivo hasta sus dependencias se realizaron entre seis y siete intentos fallidos para desbloquearlo. Por ello barajaban la posibilidad de que entre los datos ocultos se encontrase una fotografía que señalara a alguien de forma directa. Eso, o bien algún que otro contenido incriminatorio.

Se cree que trataron de eliminar algún elemento que pudiera resultar comprometido. Después de intentar salvar el escollo de la clave sin éxito, e instar el propio móvil a esperar un tiempo para intentar de nuevo la operación, el supuesto sujeto perdería la calma y tomaría la decisión de destruir el teléfono de Diana Quer antes de arrojarlo por el viaducto de la autovía que circula sobre la ría de Arousa. Podría ser punto fundamental para este «desenlace inminente».

Ésta sería la enésima línea de investigación de unos especialistas que pueden estar cerca de dar con aquella persona involucrada en la desaparición de Diana Quer. El próximo 22 de febrero se cumplirá medio año desde que su rastro se perdiera en A Pobra de Caramiñal, en la provincia de A Coruña. Algunos testigos reconocieron haberla visto en las proximidades de una discoteca abandonada del municipio. Otros, por el parque donde estuvo junto a sus amigos.