Ideal

Un invitado a unas bodas de oro rompe tres dientes a otro que estaba de bautizo

Un invitado a unas bodas de oro rompe tres dientes a otro que estaba de bautizo
  • Ha sido condenado a cárcel y también se han impuesto tres meses de prisión a tres mujeres, familiares del agresor, por otro delito de lesiones hacia la esposa del agredido

La sección séptima de la Audiencia Provincial de Alicante, con sede en Elche, ha condenado a dos años de prisión a un hombre por un delito de lesiones por agredir a otro hombre en el transcurso de una discusión en un restaurante de Santa Pola en el que coincidieron cuando uno celebraba unas bodas de oro y el otro un bautizo.

La sala también ha impuesto tres meses de prisión a tres mujeres, familiares del condenado, por otro delito de lesiones hacia la esposa de la víctima. La pareja recibió una indemnización, previa al juicio, de 10.000 euros.

Las penas, no obstante, han quedado en suspenso durante dos años con la condición de que los condenados no cometan otro delito en el transcurso de ese tiempo. La sentencia con fecha del pasado 9 de enero, absuelve a las dos víctimas de las faltas de lesiones que se les atribuía.

Así pasó todo

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 29 de septiembre de 2008 en el restaurante El Faro de Santa Pola, cuando se inició una discusión entre la pareja absuelta, que celebraba un bautizo, y los cuatro condenados, que festejaban unas bodas de oro.

En el transcurso de ese enfrentamiento, el principal condenado agredió al otro hombre y le saltó tres piezas dentales y le provocó heridas que precisaron de 92 días de curación. Por esas lesiones, el condenado indemnizó con "anterioridad al juicio" a la víctima con 8.500 euros.

Asimismo, su mujer recibió una indemnización de 1.500 euros por parte de las tres acusadas que en su enfrentamiento le provocaron heridas en el tobillo, el glúteo, las cervicales, un muslo y una mano y que tardaron en curar 50 días.

Los acusados reconocieron en el juicio los delitos y falta de lesiones. Con la circunstancia atenuante de reparación del daño, se condena al agresor a dos años de prisión y a sus tres familiares a tres meses de cárcel. La condena queda en suspenso durante dos años con la condición de que no delincan en ese tiempo.