Ideal

La UDEF investiga a Jordi Pujol Ferrusola por supuestos sobornos a la familia del expresidente de México Vicente Fox

Jordi Pujol Ferrusola.
Jordi Pujol Ferrusola. / Efe
  • La Policía ha encontrado pagos sin aparente explicación a una hija del exmandatario

La vasta investigación internacional de la Policía Nacional sobre el supuesto blanqueo de dinero del clan de Pujol por países de medio mundo ha llevado a una pista totalmente inesperada, según revelan los documentos a los que ha tenido acceso este periódico. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía ha descubierto pagos sospechosos desde empresas del primogénito de la familia, Jordi Pujol Ferrusola, ‘Junior’ a Ana Cristina Fox de la Concha una de las hijas de Vicente Fox, presidente de México entre 2000 y 2006.

En su informe 19.150 de mayo de 2016, que la UDEF ha enviado a la Audiencia Nacional, los investigadores dedican un apartado muy largo a los ya conocidos negocios de ‘Junior’ en México. Los propios policías reconocen que en principio la investigación se centraba “exclusivamente” en conocer “las operativas de blanqueo de capitales” de Jordi Pujol Ferrusola para “minorar en España su patrimonio de forma premeditada” una vez que sabía que estaba siendo investigado en la Audiencia Nacional. Pero –admiten los funcionarios- la investigación está derivando a los que eufemísticamente denominan “desviación de fondos para actividades políticas en México”.

Y ahí viene la sorprendente revelación de la UDEF, que admite que los nuevos “hallazgos” le han “llamado poderosamente la atención”. La policía desvela que entre 2009 y 2011, la empresa Iniciatives Marketing i Inversions, una de las múltiples mercantiles de ‘Junior’, ha venido realizando pagos a Ana Cristina Fox y a una tercera persona, Rodrigo Taracenas, por valor de 45.717 euros (2.384 euros en 2009, 38.730 euros en 2010 y 14.603 euros en 2011). El conceptos de esos pagos es supuesto alquiler de un inmueble en México D.F a nombre de otras de las empresas de Pujol, Ecrem, con la que el primogénito del expresidente gestiona el complejo hotelero de lujo ‘El Encanto’, también investigado por blanqueo. Pero la UDEF duda –y mucho- de la versión del alquiler y apunta a otras motivaciones.

"Suspicacias"

La UDEF dice que todo podría ser efectivamente una “casualidad”, pero insiste que hay muchos “pormenores que suscitan suspicacias”. La Policía asegura que jamás Pujol ha utilizado un inmueble en sus viajes a México, pues siempre se ha alojado en hoteles. Además, el informe recuerda que Iniciatives jamás ha declarado en el impuesto de sociedades el alquiler de ese apartamento, lo que sin duda habría hecho para desgravar. Asimismo, la gestora que facilitó todas la documentación sobre Iniciatives y sus inversiones nunca apuntó la existencia del alquiler de ese inmueble. Y, por último, nunca se devolvió a las cuentas de Pujol la fianza cuando ese supuesto alquiler ceso.

Pero hay más movimientos que hacen sospechar a la UDEF de que Jordi Pujol Ferrusola ha podido usar el dinero que blanqueaba para posibles sobornos en México. Se trata de dos transferencias por 1,5 millones de dólares y medio millón de euros el 25 de junio de 2016 desde Inter Rosario Port Services y Active Traslation (dos mercantiles de Pujol) a cuentas de una “sociedad desconocida” que está “amparada en la titularidad del Banco Monex de México, que fue precisamente la institución troncal de financiación del PRI”, destaca la Policía. El PRI, no obstante, es el partido rival del que encabezó Vicente Fox.

Tras este relato de hecho, la UDEF recuerda un hecho trascendente: “Tenemos la certeza de la existencia de al menos una resolución favorable a los intereses de Jordi Pujol Ferrusola decretada por la administración dirigida por Vivente Fox, consistente en el otorgamiento por la Secretaría de Gobernación de México de 106 licencias de apuestas a Promociones e Inversiones de Guerrero (también vinculada al hijo del expresidente de la Generalitat), que explota casinos muy conocidos”.