Ideal

Mueren cinco jóvenes en una colisión de dos coches en Cartagena

video

Un agente de la Guardia Civil vigila la carretera cortada en la zona del accidente. / A. Gil | Vídeo: Atlas

  • La velocidad o un despiste, posibles causas del accidente mortal en Torre Pacheco

  • Otras tres chicas resultaron heridas de gravedad en el accidente registrado a medianoche cerca de La Palma

La alegría de un sábado noche se tornó en tragedia. La desgracia sacudió ayer a las familias y a los amigos de cinco jóvenes vecinos de la zona de Torre Pacheco, quienes fallecieron a medianoche a las afueras de La Palma en una brutal colisión entre dos turismos en la carretera que une ambas poblaciones. Los vecinos de la localidad se encuentran conmocionados por el suceso, ya que los jóvenes y sus familias eran muy conocidas y queridas en el pueblo. La localidad ha decretado tres días de luto oficial.

Se trata de cuatro chicos que viajaban en un vehículo, de entre 20 y 21 años: José Salvador Ros Gázquez, Pedro José Cánovas Juárez, Óscar Alcaraz Galián y José Antonio Martínez Sánchez. La joven del otro coche implicado, de 18 años de edad, es Ana Belén Celdrán Avilés, según aseguran fuentes de emergencias a 'La Verdad'.

Las otras tres jóvenes que también sufrieron el accidente, de 21, 22 y 24 años, se encuentran estables dentro de la gravedad. Dos de ellas, N.D.S, de 21 años, y M.G.M, de 24 años, están en la Unidad de Cuidados Intensivos con múltiples contusiones y politraumatismos. La tercera chica herida en el citado accidente, N.L.M, de 22 años, ha tenido que ser intervenida y se encuentra en Urgencias, pendiente de que se le realice una serie de pruebas analíticas.

En el accidente, ocurrido pocos minutos antes de las doce, según las primeras hipótesis que maneja la Guardia Civil de Tráfico, hubo una colisión frontolateral. El conductor del turismo ocupado solo por chicos, un Renault Clío, perdió el control del vehículo por un despiste o por un exceso de velocidad al tomar una curva situada a doscientos metros, y se metió en el carril por donde transitaba, hacia Torre Pacheco, el vehículo de las chicas, un Citroën C4. Siempre según los datos preliminares, el conductor del Clío trató de frenar y corregir su posición, pero la conductora del C4 se encontró con el otro vehículo encima y no pudo evitar el choque contra la parte derecha del Clío.

Como consecuencia del tremendo golpe, los cuatro hombres fallecieron en el acto y las cuatro mujeres resultaron heridas de gravedad. Los bomberos lograron excarcelar a todas ellas, y aunque durante cuarenta minutos los servicios sanitarios trataron de reanimar a una de ellas, la que ocupaba el asiento trasero izquierdo, no pudieron evitar su muerte. Las otras tres chicas fueron trasladadas al Hospital Santa Lucía de Cartagena.

Apoyo de los psicólogos

Según fuentes de la Benemérita, que desplazó hasta la zona a cuatro patrullas al lugar del siniestro, en una recta del kilómetro 4,500 de la carretera RMF36, las matrículas de ambos coches corresponden al municipio pachequero. Por ello, todo apuntaba la pasada madrugada a que todas las víctimas residen en este pueblo. Agentes de la Guardia Civil se ocuparon del duro trance de informar a las familias, con apoyo de funcionarios de la Policía Local pachequera.

Tras recibir la llamada de un conductor que vio lo sucedido y que llamó de inmediato al 112, el Centro de Coordinación de Emergencias desplazó a personal sanitario a bordo de cuatro ambulancias: dos unidades medicalizadas procedentes de Cartagena y dos convencionales, una de ellas de este municipio y otro de Torre Pacheco. Asimismo, acudieron bomberos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Cartagena y la Policía Local movilizó, como apoyo, a una patrulla del cuartel de Pozo Estrecho.

Desde la ciudad portuaria, personal del Instituto de Medicina Legal y el juez de guardia acudieron también al lugar del accidente, en este último caso para autorizar el levantamiento de los cadáveres. El magistrado del juzgado número 1 de Cartagena se ha hecho cargo de la investigación del suceso.

Los forenses practicaron las autopsias a los cadáveres en el Instituto de Medicina Legal de Cartagena, tras lo que fueron traslados al tanatorio Virgen del Pasico de Torre Pacheco. Mientras, la Guardia Civil (que estableció un cordón de seguridad mientras los equipos de emergencias trabajaban en la zona y hasta que el tráfico pudo ser restablecido) avanza en la investigación sobre lo ocurrido. Según los datos recabados por los agentes, la vía estaba en buen estado, apenas había tráfico y las condiciones de visibilidad eran óptimas.