Ideal

Mas: «Hicimos lo que teníamos que hacer y lo volveríamos a hacer, desde el 9-N Cataluña es más libre»

video

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas. / Reuters | Vídeo: Atlas

  • Presenta la causa como un juicio político y advierte con defenderse hasta las “últimas consecuencias” en los tribunales europeos

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, se sienta mañana en el banquillo acusado de un delito de desobediencia grave y prevaricación por haber organizado la consulta del 9-N de 2014. Mas, junto con Joana Ortega e Irene Rihau se enfrenta a penas de 9 a 10 años de inhabilitación. Esta mañana, en vísperas del inicio del juicio, el dirigente nacionalista, acompañado de sus dos exconsejeras, ha afirmado en rueda de prensa en Barcelona que "hizo lo que tenía que hacer" y se ha mostrado convencido de que volvería a hacerlo. "Hicimos lo correcto, hicimos lo que teníamos que hacer y lo volveríamos a hacer", ha afirmado.

Mas, Ortega y Rigau, que acudirán al juicio con "serenidad y firmeza", han asegurado que se sentarán en el banquillo con la "cara alta" pues consideran que no cometieron ningún delito, sino que lo que hicieron fue defender la democracia. "Poner urnas no puede ser un delito", ha señalado el expresidente de la Generalitat. Mas asume que fue el "máximo responsable político" del 9-N, pero ha dicho que eso no implica ser "culpable de nada", ya que la consulta no hubiera sido posible sin la participación de 40.000 voluntarios. "Si quieren cargarse a alguien, que me inhabiliten a mí", ha dicho, aunque también ha reconocido que no tiene vocación de "héroe ni de mártir". Según el líder nacionalista, en el 9-N, Cataluña "empezó a perderle el miedo al Estado intolerante que actuaba para silenciarnos". "Pero cuando pierdes el miedo, eres más libre, el 9-N fuimos más libres y alguno consideró que ese pecado merecía un castigo", ha apuntado.

Mas está convencido de que actuaron de acuerdo a la ley y se ha mostrado dispuesto a defender la democracia hasta las últimas consecuencias, incluso si tiene que recurrir a las últimas instancias judiciales europeas. Según Mas, el juicio del 9-N supondrá un acelerador para el proceso para ampliar la base soberanista a favor de un Estado propio.

Mas ha cargado contra el Gobierno del PP al que ha acusado de actuar con miopía política y de "hacer daño a la democracia" y a la "única España posible" que a su juicio es la "plurinacional". Sobre las detenciones de la operación contra el 3%, ha dicho que son "más de lo mismo". "Cuando pasa algo importante, el Gobierno siempre actúa igual y contra los mismos", ha rematado.