Ideal

Iglesias se asegura un puesto en la dirección aunque renuncie al liderazgo si no gana su proyecto

Pablo Iglesias.
Pablo Iglesias. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)
  • El secretario general de Podemos encabezará la candidatura que presentará con su equipo 'Podemos para Todas' al Consejo Ciudadano Estatal, el máximo órgano de dirección entre asambleas

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, encabezará la candidatura que presentará con su equipo 'Podemos para Todas' al Consejo Ciudadano Estatal -el máximo órgano de dirección entre asambleas-, al margen de la candidatura que también va a presentar para seguir liderando el partido tras la II Asamblea Ciudadana de Vistalegre, según han confirmado a Europa Press fuentes de su equipo.

De este modo, aunque el líder cumpla su palabra de dimitir como secretario general si su proyecto político y el organizativo no son los más votados, seguirá formando parte de la dirección que salga de Vistalegre II, ya que tendrá un puesto como consejero ciudadano. Su objetivo es que si gana una estrategia política que no es la suya, él pueda estar en el Consejo "al servicio de quien lidere", según explican estas fuentes.

Al igual que ya hizo en la Asamblea fundacional de Vistalegre de 2014, Iglesias anunció hace más de un mes que aunque sea elegido secretario general --nadie más se ha postulado--, no seguiría al frente de la organización si no gana también la votación de los documentos político y organizativo, ya que no quiere estar al frente de un partido si no puede aplicar el rumbo que defiende.

Votaciones independientes

Estos escenarios son posibles en Podemos ya que las votaciones de candidaturas a la dirección y de propuestas políticas, organizativas, éticas y de igualdad son independientes. Es decir, podría darse el caso de que Iglesias revalidara su puesto como secretario general y su lista fuera la más votada, pero sus documentos quedaran por detrás de los que presentará el secretario político, Íñigo Errejón, que no presentará candidatura a la Secretaría General.

De darse ese escenario, Iglesias ha afirmado en varias ocasiones que debería ser Errejón, como líder del proyecto político y organizativo que más apoyos ha recabado, quien se ponga al frente del partido, a pesar de que el secretario político ya ha anunciado que no quiere liderar. De hecho, este miércoles ha asegurado que, si se diera el caso, pondría a disposición de Iglesias si cargo antes de que este dimitiera.

Además de Iglesias, forman parte de su lista algunos de sus más estrechos colaboradores y actuales dirigentes como su jefa de Gabinete, Irene Montero, que va de número dos, o el secretario de Organización, Pablo Echenique, que va de número cinco, ya que Iglesias ha reservado el tres para el economista Vicenç Navarro, según ha avanzado Eldiario.es y han confirmado a Europa Press fuentes de 'Podemos para Todas'.

También forman parte de su lista la responsable legal del partido, miembro del cuestionado Consejo de Garantías y vicepresidenta cuarta del Congreso, Gloria Elizo; el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral; o la diputada por Cádiz, Noelia Vera.

Iglesias ha elaborado su propia lista a la dirección tras diez días de negociaciones infructuosas con el equipo de Errejón, que han estado protagonizadas por los desencuentros y el cruce de reproches entre ambos. Aún así, ninguno de los dos ha querido dar por rotas las negociaciones públicamente antes de que se agotara el plazo para llegar a acuerdos, que expira la medianoche de este miércoles.