Ideal

El Govern declara el 5 de febrero como Día Nacional del Exilio y la Deportación

Puigdemont y Munté.
Puigdemont y Munté. / Efe
  • La fecha tiene como fin reconocer a todas las víctimas de la Guerra Civil y de la posterior dictadura franquista

El Govern ha aprobado este martes declarar el 5 de febrero como Día Nacional del Exilio y la Deportación en reconocimiento a todas las víctimas de la Guerra Civil y de la posterior dictadura franquista.

Según ha explicado en rueda de prensa la portavoz, Neus Munté, se ha elegido esta fecha porque el 5 de febrero de 1939 los "máximos representantes de las instituciones republicanas" y otros civiles huyeron por el Coll de Lli (Girona) ante el avance de las tropas franquistas.

Entre las máximas instituciones republicanas el Govern cita al entonces presidente de la Generalitat, Lluís Companys; el presidente del gobierno vasco, José Antonio de Aguirre; el presidente de la República, Manuel Azaña, y el presidente de Las Cortes, Diego Martínez Barrio.

Entro los civiles que también huyeron, el Govern ha recordado al poeta Pere Quart y la escritora Mercè Roderada, y la Generalitat destaca que entre todos estos exiliados "la mayor parte no volvieron nunca más a su casa".

Con ello, el Govern quiere generar conciencia crítica y sensibilidad ante los exilios y los desplazamientos forzosos de población que se producen actualmente en todo el mundo, como "el drama humanitario que vive hoy el Mediterráneo, un reto de presente y de futuro de la sociedad".

La declaración de este día coincidirá este año con la conmemoración de los 80 años del inicio de la Guerra Civil española, que provocó el exilio de miles de personas "que sufrieron el dolor de la separación y del alejamiento de la patria así como la intolerancia y la violencia del régimen dictatorial".