Ideal

Absuelto de agredir sexualmente de su hijastra de 6 años por prescribir el delito

  • El hombre supuestamente obligó durante dos años a su hija adoptada a que le hiciese tocamientos

  • Los hechos tuvieron lugar hace más de 20 años, por lo que el Ministerio Público y la acusación particular han decidido retirar los cargos

J.O.H., un hombre que se enfrentaba a 8 años de prisión acusado de agredir sexualmente a su hijastra durante dos años, comenzando cuando ésta tenía 6, ha sido absuelto hoy al haber prescrito dicho delito de agresión sexual.

El Ministerio Público y la acusación particular han retirado esta mañana sus acusaciones durante la vista celebrada ante la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería, por lo que los magistrados deberán dictar una sentencia absolutoria, han informado a Efe fuentes judiciales.

Ambas acusaciones han actuado así al entender que el delito había prescrito, debido a que los hechos tuvieron lugar hace más de 20 años.

La calificación del fiscal, consultada por Efe, recoge que el acusado, J.O.H., obligó en 1996 a su hija adoptada de 6 años, con la que convivía en su vivienda de Roquetas de Mar (Almería) a que le hiciese tocamientos y mantuviese con él sexo oral.

El fiscal afirma que el hombre actuó movido por un "ánimo libidinoso" cuando la madre de la menor se encontraba trabajando y que tras esta agresión sexual le dijo con la intención de "atemorizarla" que si contaba algo "le iba a cortar la lengua".

Desde entonces y durante dos años, J.O.H. aprovechó las ausencias de la madre de la niña para realizarle tocamientos y masturbarse "repetidas veces" en presencia de la menor, ante la que se mostraba desnudo "en numerosas ocasiones".

En este sentido, el fiscal incide en que la amedrentaba siempre con la amenaza de cortarle la lengua si contaba lo ocurrido.

Por estos hechos, J.O.H. se enfrentaba a 8 años de prisión por un delito de agresión sexual y a la prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 300 metros durante ocho años.

Asimismo, el hombre fue acusado de un delito de exhibicionismo por el que ya fue juzgado, encontrándose en prisión por esta causa.