Ideal

Condenado a tres años de prisión por obligar a su novia a ejercer la prostitución

  • Además, se considera probado que el acusado pegó dos veces a la víctima porque decía que había ganado poco dinero

La Audiencia de Málaga ha condenado a un hombre a tres años de prisión por obligar a su pareja a ejercer la prostitución, bajo el control de su hermana, que también ha sido condenada, en este caso a un año de cárcel. Además, se considera probado que el acusado pegó dos veces a la víctima porque decía que había ganado poco dinero.

Según se declara probado en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado, nacido en Rumanía, conoció allí en octubre de 2014 a la mujer y comenzaron una relación sentimental. En mayo de 2015, ambos se trasladaron a España y estuvieron conviviendo en Torremolinos (Málaga).

El acusado, señala la resolución, "obligó a su pareja sentimental a ejercer la prostitución" en un polígono de Málaga capital, hasta donde iba acompañada por la otra acusada y hermana del hombre, "quien la controlaba" y le decía "los clientes con los que se tenía que ir, los servicios que tenía que prestar y el precio de los mismos".

El dinero que ganaba la víctima, señala la Sala, era entregado íntegramente al hombre y cuando ella le decía que no quería prostituirse, el acusado "le amenazaba con hacerle daño a ella y a su familia, llegando a quitarle su documentación y quemarla para que no se pudiera marchar".

Asimismo, se declara probado que durante el tiempo que duró la relación, el acusado "agredió físicamente al menos en dos ocasiones" a la mujer en el domicilio en común. En la primera, "llegó a herirla en la pierna con un cuchillo y a golpearla en la espalda con un cable porque ella sólo había ganado 20 euros ese día".

La segunda vez fue también en el domicilio y le golpeó con la mano en la cara y en el costado, provocándole un hematoma en el ojo. A pesar de que en esta ocasión ella le entregó 200 euros a la vuelta del trabajo, a él "le pareció igualmente insuficiente", según se indica en la sentencia. Por estos hechos, se condena al hombre por un delito relativo a la prostitución a la pena de dos años de prisión y multa de 3.600 euros y por dos delitos de lesiones leves, a la pena de un año de cárcel en total. Además, no podrá comunicarse con la víctima ni acercarse a ella a menos de 500 metros durante diez años.

En cuanto a la otra acusada, se le condena a un año de cárcel y multa de 1.080 euros como cómplice de un delito relativo a la prostitución. También se le impone la prohibición de acercarse o comunicar con la víctima, en este caso durante cinco años. En cuanto a la indemnización, a él se le impone el pago de 10.000 euros y a ella, de 5.000 euros. La sentencia se dicta con la conformidad expresada por los procesados con los hechos por los que le acusaba el fiscal, que modificó las penas solicitadas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate