Ideal

Lo secuestran y lo dejan atado a un árbol al ver que no tenía dinero para pedir rescate

Lo secuestran y lo dejan atado a un árbol al ver que no tenía dinero para pedir rescate
  • Un ciudadano llamó al 091 informando de que había dejado aparcado su coche en la puerta de su casa, en cuyo interior le esperaba un amigo, mientras subía a hacer unas gestiones, y que al regresar había desaparecido tanto el vehículo como su ocupante

Dos personas de unos 30 años, vecinos de Punta Umbría (Huelva) y Sevilla, han sido detenidos por la Policía Nacional y enviados a prisión por presuntamente secuestrar a una persona durante algo más de una hora y dejarla atada a un árbol en el término municipal de Gibraleón (Huelva).

Los hechos, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huelva, ocurrieron el pasado viernes sobre las 18:00 horas, cuando un ciudadano llamó al 091 informando de que había dejado aparcado su coche en la puerta de su casa, en cuyo interior le esperaba un amigo, mientras subía a hacer unas gestiones, y que al regresar había desaparecido tanto el vehículo como su ocupante, el cual, según reseñó, no tenía carné de conducir.

Desde la Policía Nacional se dio aviso a la Guardia Civil y a la Policía Local de Huelva para poder localizar el vehículo de esta persona.

Una hora después, se recibió en la Comisaría de la Policía Nacional de Huelva una llamada de la Policía Local de Gibraleón en la que se informaba de que se encontraba en las dependencias de la Jefatura un joven que aseguraba que cuando se encontraba en el interior de un coche, tres personas se habían montado en el mismo, secuestrándolo y llevándolo posteriormente a un descampado de la vía verde del municipio olontense.

Allí lo habían dejado atado a un árbol, después de darse cuenta de que no tenía dinero y no podían, por lo tanto, pedir rescate alguno.

Mientras este joven estaba en la Jefatura de la Policía Local de Gibraleón pasaron ante estas instalaciones los presuntos autores del secuestro en el coche que habían robado en la capital, por lo que se procedió a poner en marcha una serie de filtros y controles por la carretera que discurre entre Gibraleón y Huelva para interceptarlo.

Al llegar éstos a una rotonda de acceso a la capital y ante la imposibilidad de poder continuar con el vehículo sin ser detenidos, decidieron bajarse del mismo y emprender la huida por la zona de marismas colindante a la carretera.

En la persecución los agentes de la Policía Nacional llegaron a detener a estas dos personas, mientras que la tercera logró escapar.

Los detenidos, que constan de numerosos antecedentes policiales, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente, quien decretó su ingreso en prisión.