Ideal

La madre que se llevó del hospital a su hijo que esperaba un trasplante lo hizo «por miedo al padre»

La madre que se llevó del hospital a su hijo que esperaba un trasplante lo hizo «por miedo al padre»
  • Tras ser detenida por un delito de omisión del deber de socorro por la Policía, la mujer explicó que su expareja le había amenazado de muerte

El miedo le empujó a cometer un gran «error» que la llevó a acabar detenida por la Policía Nacional. Así explica una joven de 22 años los motivos que le hicieron llevarse a su hijo, que esperaba un trasplante de pulmón debido a su mal estado de salud, del hospital Materno Infantil sin la autorización de los médicos.

Sin embargo, pese a que fue localizado en Cuenca, la coordinación entre las diferentes instituciones hizo que el menor, de sólo cuatro años de edad, volviese a ser atendido en el hospital malagueño en 14 horas. Fue un periplo que comenzó en el Materno Infantil el pasado martes.

Allí se encontraba la madre, que es de origen magrebí, con el pequeño. Hace dos años el hospital de Melilla en el que el niño estaba siendo atendido por la grave enfermedad que padece le derivó al de Málaga. Desde entonces, la joven lleva ese tiempo yendo y viniendo desde la localidad en la que vive en Marruecos hasta Málaga para que su hijo reciba el tratamiento necesario.

Pero el martes desapareció con el pequeño del hospital. Era sobre las 15.30 horas y los sanitarios se encontraron la habitación vacía. Rápidamente sospecharon que la madre se había llevado al niño y se dio aviso a la Policía Nacional, que activó un dispositivo para localizarles, poniendo en alerta a puertos, estaciones de autobuses, de tren y aeropuertos.

Era una búsqueda a contrarreloj, ya que según informó ayer la Comisaría Provincial, los médicos habían advertido a la madre de que si el niño no recibía tratamiento continuado podría fallecer en pocas horas. Al final, gracias al servicio de seguridad de la estación María Zambrano, fue localizada en un tren que había salido de Málaga con destino Valencia, ya que la joven se había citado allí con un familiar.

Se estableció rápidamente un dispositivo en la estación de Cuenca, donde estaba prevista una parada sobre las 21.30 horas. En constante comunicación con el interventor del tren, los agentes se dirigieron al vagón y al asiento en el que iba la joven.

Allí la encontraron con su hijo en brazos. Siempre según aseguraron las fuentes consultadas, los policías observaron que el pequeño tenía mal aspecto, con un tono azulado de piel, somnoliento y con dificultades para respirar.

Por ello fue inmediatamente atendido en una UVI móvil que se había desplazado hasta la estación y luego trasladado al hospital de la localidad. Mientras, su madre fue detenida por los agentes por un supuesto delito de omisión del deber de socorro.

Llegada de madrugada

Desde el hospital de Cuenca insistieron en que era favorable trasladar hasta Málaga al menor, para que continuase siendo tratado por el equipo que venía haciéndolo. Así partió una ambulancia con el niño que llegó al Materno sobre las 05.30 horas de la madrugada. Delante, en un vehículo policial, iba detenida la madre.

Le tocaba declarar ante la Policía Nacional para explicar los motivos que le habían hecho llevarse al niño del hospital. Y la joven repitió los mismos argumentos ante los agentes, así como en el Juzgado de guardia tras pasar a disposición judicial.

Las fuentes consultadas señalaron que la madre aseguró que se había llevado a su hijo porque el padre del niño, que es su expareja, le había amenazado con matarla si operaba al pequeño. Arrepentida por lo que había hecho, añadió que cuando éste la ve en Marruecos le pega.

Tras escucharla, el juzgado que estaba en funciones de guardia la dejó en libertad, aunque investigada por un supuesto delito de omisión del deber de socorro. Además, envió un oficio a la Policía para que el pequeño fuese puesto bajo custodia hasta que recibiese el alta médica.

Por su parte, en coordinación con las actuaciones sanitarias, el Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía en Málaga ha iniciado el procedimiento previo para la recopilación de la información necesaria del ámbito sanitario, familiar y judicial referente al pequeño, que podría ser requerida en el caso de que se adoptasen medidas cautelares. Entre tanto, el pequeño está ingresado en planta, donde recibe tratamiento y se encuentra estable.