Ideal

Avalan un despido en Correos por bajar los pantalones a una compañera

Avalan un despido en Correos por bajar los pantalones a una compañera
  • El acusado acosó sexualmente a una compañera al bajarle los pantalones delante de otros cuatro empleados mientras realizaba comentarios sobre su "huchita" o lo "fácil" que ella se lo ponía a su "novio"

El Tribunal Supremo ha declarado procedente el despido de un trabajador de Correos de Alicante que acosó sexualmente a una compañera al bajarle los pantalones delante de otros cuatro empleados mientras realizaba comentarios sobre su "huchita" o lo "fácil" que ella se lo ponía a su "novio".

Así se establece en la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV), que confirma las resoluciones anteriores de este mismo órgano judicial y de un juzgado de lo Social de Alicante.

Los hechos que motivaron el despido sucedieron durante la madrugada del 11 de abril de 2012, en la zona de clasificación de una de las dependencias con que cuenta Correos en la capital alicantina.

Según se declaró probado en su día, el trabajador ahora despedido se acercó a una compañera delante de otros cuatro empleados, dos varones y dos mujeres, y le bajó los pantalones "a la altura de la rodilla", mientras comentaba la "huchita" y le decía: "Qué fácil se lo pones a tu novio".

La afectada no reaccionó en esos momentos pero al final del turno de noche le contó lo ocurrido a un jefe de unidad.

Luego, el empleado se lo reconoció a este jefe, pero alegó que se trataba de una broma y se disculpó con la compañera tras comprobar que se había sentido dolida por su comportamiento.

La Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos abrió un expediente al trabajador, que contaba con más de 15 años de antigüedad en la empresa, y lo despidió en octubre de 2012 por cometer una infracción muy grave.

Durante la tramitación del expediente disciplinario, el empleado llegó a presentar alegaciones donde señalaba que la víctima "llevaba como de costumbre unos pantalones los cuales dejaban ver medio trasero y la ropa interior".

El Juzgado de lo Social número 5 de Alicante y, posteriormente, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCV confirmaron en su momento la legalidad de este despido tras rechazar los recursos del empleado.

Ahora, el Tribunal Supremo ha hecho lo propio con su recurso de casación, pues entiende que el expediente disciplinario se tramitó y llevó a cabo dentro de los plazos legales, es decir, que hubo una resolución antes de cumplirse seis meses desde su inicio.

Además, los magistrados del alto tribunal han declarado que este asunto no es comparable al de otra trabajadora de Correos que fue despedida por irregularidades en el franqueo de envíos postales, un caso que el recurrente había invocado como un precedente a su favor.