Ideal

El 'violador de Pirámides' se traslada a Extremadura tras cumplir 20 años en prisión

Juicio a Arlindo Luis Carbalho, conocido como el 'violador de Pirámides', en 1999.
Juicio a Arlindo Luis Carbalho, conocido como el 'violador de Pirámides', en 1999. / Efe
  • Arlindo Luis Carbalho, que confesó más de un centenar de violaciones cometidas entre 1988 y 1996, lleva varios días en Valencia de Alcántara, según RTVE

Arlindo Luis Carbalho, conocido como 'el violador de Pirámides', ha abandonado la prisión tras cumplir 20 años de cárcel por 35 violaciones cometidas entre 1988 y 1996 en este barrio madrileño de la capital, han informado a Europa Press fuentes penitenciarias.

Las mismas fuentes han destacado que Carbalho, de 51 años, ha cumplido los veinte años que le impuso el juez, sin que haya disfrutado durante este periodo de ningún permiso carcelario ni beneficios penitenciarios.

Según ha informado Radio Televisión Española (RTVE), Carbalho lleva varios días en Extremadura, concretamente en la localidad cacereña de Valencia de Alcántara, donde ya residió antes de irse a Madrid. La cadena pública de televisión señala que en el municipio reside su madre, aunque no se conoce si Carbalho fijará allí su residencia.

En mayo de 2006, el Tribunal Supremo confirmó la condena de 514 años de prisión impuesta a Carbalho, ahora con 51 años, por la Audiencia Provincial de Madrid por 28 delitos de agresión sexual con detención ilegal y robo con intimidación. En 1996 fue detenido y encarcelado tras confesar que había violado a más de un centenar de mujeres en la capital.

Pese a ello, solo ha cumplido veinte años de internamiento, dado que era el límite de cumplimiento efectivo del Código Penal de 1995. En su sentencia, el Alto Tribunal rechazó la petición de su defensa de que se le aplicara una atenuante por trastorno mental.

Los magistrados señalaron que sus víctimas eran "mujeres, siempre diferentes, a las que seguía el acusado tras haber terminado su jornada laboral, en unos hechos que se desarrollan en un largo periodo de tiempo: ocho años, desde 1988 cuando el acusado tenía 23 años, hasta 1996".

En el juicio, las víctimas relataron que su agresor las abordaba en en una estación de Metro, en su mayoría en la de Méndez Álvaro. Tras ello, las llevaba a un parque cercano al paseo de las Acacias.