Ideal

«¿Por qué no dicen que los niños le chulean cuando les pide que se pongan el cinturón?»

  • La madre del conductor de autobús escolar accidentado en Fuenlabrada defiende a su hijo y acusa a los medios: «es un falso positivo, han dejado a un padre de familia sin comer»

“Es una vergüenza. Están arruinando la vida de mi hijo, es padre de familia. Es mentira todo lo que están diciendo ya que ni bebe alcohol ni fuma. Me pongo enferma”. Así de indignada se mostró la madre del conductor del autobús escolar siniestrado en Fuenlabrada durante la mañana del pasado miércoles. La mujer, que rechazó la posibilidad de dar su nombre, quiso salir en defensa de su hijo después del accidente de tráfico en el cual resultaron heridos 17 niños y un adulto, todos ellos de carácter leve. El chófer fue puesto en libertad tras ser detenido por un delito de conducción bajo la influencia de drogas. Dio positivo en cocaína tras el narcotest aplicado en el lugar del suceso.

En la mañana de este jueves, la madre intervino en el programa de ‘Espejo Público’ con un notorio enfado después de las informaciones que están viendo la luz durante las últimas horas. Según se añade a través del testimonio de algunos padres de los afectados ofrecido al formato de Antena 3, los propios niños ya habían mostrado su preocupación por esta situación y habían alertado a sus responsables legales. “Si es verdad que mi hijo conducía mal, ¿por qué los padres no habían alertado al centro? Porque es mentira. Lleva muchos años conduciendo, no bebe alcohol ni fuma. Todo es mentira. ¿Por qué no dicen que los niños de 14 años chulean al conductor cuando les pide que se pongan el cinturón? Entiendo que los padres sufran por sus hijos, pero yo sufro por el mío. Han dejado a un padre de familia sin comer”, señaló.

Sobre la prueba realizada por los efectivos de la Guardia Civil, la mujer quiso aclarar que su hijo “no ha dado positivo por cocaína” ya que el procedimiento es una prueba iniciaría que se tiene que confirmar en un análisis. “Es un falso positivo”, aclaró.

“Mi hijo me cuenta que al coger la rotonda se le bloqueó el volante. Al intentar enderezarlo volcó el autobús. No hay nada más. Le hicieron la prueba y pudo haberla consumido el fin de semana. En estas horas atrás no ha consumido, es un error. ¿Por qué ponen a la gente de asesino? Entiendo la preocupación de los padres porque tengo hijos y nietos, pero no hagan carne de cañón de donde no hay. Es un accidente de tráfico como cualquier otro, por mala suerte. Él dijo ante la Guardia Civil que había consumido el viernes, como consume cualquiera, pero no en su trabajo. El viernes fue a una fiesta”, espetó.

Finalmente, la progenitora reconoció que, en caso de que el segundo análisis confirme el consumo de la sustancia en las horas previas al accidente, ella actuaría como cualquier padre en estas circunstancias. “Le diré que no ha tenido cabeza, que ha jugado con la vida de unos niños”, aseguró. Mientras tanto, la Guardia Civil sigue trabajando para esclarecer la razón del accidente sin descartar la hipótesis de que se debiera a un fallo mecánico.