Ideal

Los catalanes aprueban con un 5,5 al Gobierno de Puigdemont

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont.
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. / Efe
  • La CUP puntúa con un 4,8 al presidente de la Generalitat, dos días antes de la decisión sobre los presupuestos

Un año lleva Carles Puigdemont al frente del Gobierno catalán y los ciudadanos puntúan con un 5,5 sobre diez su gestión. Un aprobado, gracias a la opinión favorable de los votantes de Junts pel Sí, que otorgan al Ejecutivo del PDeCAT y ERC un 6,65. Son los únicos que aprueban al Gobierno autonómico. Los más críticos, los electores de Ciudadanos, que valoran con un 4,08 y los del PP, con un 4,47. Los de la CUP, que este sábado deciden si aprueban los presupuestos, suspenden al gabinete Puigdemont con una nota de 4,84. Hace dos años, la nota que obtenía el Gobierno catalán era de un 4,87 y en el mes de julio del año pasado, un 4,36.

Estos datos se desprenden del último barómetro del CEO (CIS catalán) dado a conocer esta mañana. Este sondeo concluye también que el 44% de los catalanes consideran que el Gobierno catalán no sabe cómo resolver los problemas que tiene planteados Cataluña, frente al 39% que cree que sí sabe o el 8% que entiende que ya los está resolviendo.

En cualquier caso, y a pesar de que la población en general cree que el funcionamiento de la administración es bastante o muy positiva, así lo mantiene el 49%, frente al 24 que juzga bastante o muy negativa, la mayoría de la ciudadanía reconoce que no sabe qué es lo mejor que ha hecho el Gobierno catalán en el último año. El 56% admite que lo desconoce y solo el 30% contesta una acción concreta. Entre las que apunta la población están las políticas públicas y sociales e impulsar el derecho a decidir. Sin embargo, hay más gente que sitúa impulsar el referéndum como una iniciativa negativa que los que la valoran como positiva.

Además, la encuesta concluye que los catalanes rechazan una subida de impuestos como pide la CUP. Así, el 62% está poco o nada de acuerdo que aumente la presión fiscal para mejorar los servicios públicos.

Este sondeo del CEO, a diferencia de otras ocasiones, no incluye estimación de voto ni predicción de resultado electoral.