Ideal

Irrumpe a tiros en un supermercado de Ourense al grito de "Alá es grande"

vídeo

Supermercado donde se produjo el tiroteo. / EFE

  • Una testigo afirmó que hubo "mucho miedo" la gente estaba "llorando" y que se pasaron "media hora escondidos" sin saber si "había gente viva o muerta", porque escucharon varios disparos

Un hombre ha irrumpido en un supermercado de Ourense, ubicado en la zona universitaria, con disparos de escopeta en un incidente ocurrido pasadas las 14.00 horas de este miércoles que se ha saldado con su detención y sin heridos, aunque muchos testigos se mostraron visiblemente afectados y nerviosos ante lo acontecido.

Según han confirmado fuentes de la cadena de supermercados, se produjeron varios tiros —algunos testigos identifican hasta seis—, pero, al menos, la empresa identifica uno en la zona de la bodega y otro en la cristalera del establecimiento. Posteriormente, según ha relatado la empresa, el individuo, que identificaron como de nacionalidad española, se dirigió con un plátano y un cigarrillo en la mano a la línea de cajas, donde se tiró al suelo para que lo detuviesen.

El arrestado, de 35 años, residente en un edificio colindante al supermercado, sufría problemas psicológicos, añadieron las fuentes, y fue conducido a dependencias policiales y de momento se niega a hablar y no muestra actitud de arrepentimiento alguna.

Algunos testigos indicaron que había entrado diciendo "Alá es grande", un extremo que tratan de comprobar ahora los investigadores de la Policía Nacional. La intervención de la Policía fue inmediata y los efectivos de los cuerpos de seguridad acordonaron la zona y señalaron las pistas, entre ellas varios envoltorios de chocolatinas tiradas en el suelo.

"Mucho miedo"

Una testigo de lo ocurrido, Elena Álvarez Martínez, afirmó que al principio pensaba que era "una broma" y no le dio "importancia" porque había visto a unos niños reírse, pero después se percató de lo ocurrido y consiguió esconderse, junto con otras personas, en un almacén junto a la pescadería.

Al respecto, afirmó que sentían "mucho miedo", que la gente estaba "llorando" y que se pasaron "media hora escondidos" sin saber si "había gente viva o muerta", porque escucharon varios disparos.

Esta misma mujer ha dicho que había entendido al hombre lanzar alguna proclama cuando entró, pero otra testigo que estaba al lado del ahora detenido, que ha preferido no identificarse, aseguró que no es capaz de identificar lo que dijo. En todo caso, las pistas actuales de la investigación no apuntan a que se trate de un acto con fines políticos o religiosos y las cajeras lo habrían identificado como un cliente habitual y de la zona.

La policía efectuará un registro

El hombre eso sí no pasará a disposición judicial hasta que la Policía realice un registro de su domicilio.

La Policía ha confirmado que el detenido accedió a las 14,00 horas al establecimiento con una mochila en la que portaba una escopeta de cañones paralelos con la que efectuó cuatro disparos hacia el techo en la zona de bebidas del supermercado.

Cuando los trabajadores del centro intentaban evacuar las instalaciones, un agente de la Policía local que estaba fuera de servicio observó "una avalancha de gente" en las puertas del establecimiento y tras identificarse ayudó en la evacuación del local.

La Policía Nacional ha confirmado que fue este propio agente el que se puso en contacto con la Comisaría para informar de que había un hombre con una escopeta en el interior del supermercado.