Ideal

Desvelan el misterio del correo supuestamente enviado por Diana Quer

  • Los especialistas descubren la procedencia del envío, aunque ven complicado que la justicia actúe en contra del infractor

Una de las incógnitas más complejas del caso de Diana Quer era el correo electrónico enviado presuntamente por la joven para decir que necesitaba pasar un tiempo fuera de España. El presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, interpuso una demanda en su momento por la falsedad de este documento presuntamente firmado por Diana Quer, por usurpación de identidad y falsedad documental contra el autor del mismo. Recientemente, también trascendió que se conocían todos los dígitos que conforman el número de teléfono asociado a la cuenta de Gmail desde la que se envió y también algunos datos del propietario.

Al parecer, el correo electrónico era el propio de Diana Quer, es decir, el mismo que estaba vinculado al dispositivo localizado en la ría de Arousa a finales de octubre. Sin embargo, el envío del falso correo electrónico recibido respondería a un hackeo.

En su momento, Amills no dudó en afirmar que “alguien cercano a la familia de Diana Quer ha podido enviar el correo”, pero lo cierto es que, tras el estudio detallado del mensaje, los especialistas en delitos telemáticos del instituto armado han llegado a la conclusión de que el correo fue mandado mediante una aplicación en internet para modificar el remitente..

De esta forma, y gracias al trabajo de la Guardia Civil, se ha logrado determinar también la procedencia real del mensaje falso sobre Diana Quer, que tiene su origen en un país extranjero.

No obstante, dadas las dificultades que plantean muchas compañías telefónicas extranjeras, los investigadores ven complicado que la justicia actúe en contra del infractor, que habría cometido un delito de usurpación de identidad contra Diana Quer, dificultando la investigación.

“Desde el primer momento apostamos a que este correo tenía una doble intención. O se hace para generar dolor en la familia o bien para desviar la atención. Quien lo ha enviado conoce que existe ese correo, el teléfono y ha podido recibir ese código. Sabía que se iba a saber que el número vinculado es el de Diana Quer”, destacó en su momento Amills.