Ideal

Destrozan un portal en Gijón con bates y puños americanos por un «me gusta» en una red social

  • Los presuntos autores, de 19 y 18 años, amenazaron de muerte a un joven vecino del inmueble atacado

Los agentes de la Policía Local de Gijón detuvieron ayer a M. T. C., de 19 años, y a D. R. B., de 18, por un delito de daños y amenazas graves. Al parecer, los dos jóvenes, vecinos de Gijón, habían provocado daños con bates de béisbol y puños americanos en un portal de la Carretera Carbonera de esta ciudad, e increparon a otro joven vecino del inmueble.

A las 21.30 horas, la centralita de la Policía Local recibió una llamada alertando que unos jóvenes se encontraban destrozando un portal. Según la persona que llamó, los acusados llevaban cascos de motorista y bates de béisbol. Una patrulla que se encontraba en las proximidades se dirigió rápidamente hacia el lugar, a la vez que la persona que había efectuado la llamada informaba que se ausentaban corriendo hacia la calle San Nicolás.

Los agentes localizaron a los jóvenes corriendo en el parque situado entre las calles San Nicolás y Ampurdán, y observaron que se introducían en un portal de la calle Guipúzcoa. Gracias a la colaboración vecinal, los policías los localizaron en el interior de una vivienda, en la que se habían introducido tras franquearles la puerta su morador.

Uno de los jóvenes salió de la vivienda a requerimiento de los policías, mientras que el otro hizo caso omiso a la orden de salir al descansillo, por lo que fue necesario acceder al interior con permiso del inquilino. Una vez localizado, escondido en una habitación, se le intervino un puño americano que portaba en un bolso de su sudadera.

El vecino entregó a los agentes dos cascos de motorista y un bate de béisbol. Mientras, otra dotación se entrevistaba en el lugar de los hechos con el presidente de la comunidad, que además resultó ser el padrastro de otro muchacho que manifestó ser víctima de amenazas graves de muerte, por parte de los posteriormente detenidos, mientras rompían los cristales del portal, presuntamente por haber dado un «me gusta» a una chica en una red social. En la detención participó el perro Thor de la unidad de Guías Caninos de la Policía Local de Gijón.