Ideal

El misterio que dificulta el caso Diana Quer: ¿cuál era la "certeza" de su padre?

  • Las antenas de telefonía han ofrecido un listado infinito de dispositivos que conectasen durante las horas que se analizan en comparación con el número de la joven

Juan Carlos Quer, el padre de la joven Diana Quer, desaparecida hace ya cuatro meses, aseguró recientemente que sabía "con certeza" que había personas "cuyo testimonio podían aportar datos esenciales para la investigación". Sin embargo, la investigación sobre el paradero de Diana Quer se encuentra en un momento donde las incógnitas se acrecientan. Las dificultades para establecer la relación entre unos números de teléfono con el de la joven según los repetidores han aportado una infinidad de posibilidades que podría someter a los especialistas a meses de trabajo. Además, el equipo mixto conformado por la Policía Judicial y la Unidad Central Operativa (UCO) no ha logrado extraer declaración válida alguna de varios sospechosos que se han limitado a guardar silencio. Sobre esta última situación ya alertó “con certeza” el propio padre de la joven.

Los especialistas determinaron una franja horaria precisa sobre la que trabajar en el caso Diana Quer, la que se extiende desde las 2.48 horas y las 4.15 de la madrugada de aquel 22 de agosto. Sólo la antena repetidora del municipio de Taragoña registró 150000 conexiones y ahora habrá que establecer cuáles coincidieron en lugar y tiempo con el de la desaparecida. La de A Pobra registró otras tantas.

Un móvil, el de Diana Quer, que fue localizado en aguas del río Beluso a finales del pasado mes de octubre y sobre el que existía ciertas esperanzas depositadas. Sin embargo, tras los esfuerzos por conseguir desbloquear un terminal, que fue encontrado sumamente deteriorado, al parecer no ha ofrecido muchas más pistas, o al menos así lo marca el secreto de sumario. Diana Quer podría seguir viva.

Mientras, los expertos trabajan con una serie de personas de “especial interés” cercanas a Diana Quer según recoge ‘ABC’. Una nómina que se ha visto reducida en los últimos días y en las que se incluiría también a delincuentes habituales. No han podido extraer ninguna versión fiable. En su momento, Juan Carlos Quer emitió una carta para insistir en la “certeza” por la existencia de personas “cuyo testimonio puede aportar datos esenciales para la investigación”, justo antes de pedir por enésima vez la colaboración ciudadana.

Finalmente cabe destacar que por vías extraoficiales se sigue apuntando al famoso correo electrónico que centró las sospechas al aparecer firmado por la propia Diana Quer. El mismo fue enviado a SOS Desaparecidos, asociación que denunció ante un juzgado ese mensaje virtual cuyo teléfono vinculado no es otro que el de la desaparecida. Una información muy personal.