Ideal

Vuelve a una discoteca de la que fue expulsado y amenaza a los porteros con un subfusil

Un arma tipo subfusil
Un arma tipo subfusil
  • El origen de los hechos estuvo cuando un miembro del personal de seguridad le negó la entrada por protagonizar un incidente previo en el local | Tras aquella discusión inicial, el cliente regresó esa misma noche al cabo de una hora

La Policía Nacional detuvo en Benalmádena (Málaga) el pasado 16 de diciembre a un joven de 21 años como presunto responsable de un delito de amenazas graves con arma de fuego, que resultó ser simulada, contra el personal de seguridad de una discoteca de dicha localidad.

El origen de los hechos estuvo cuando uno de los porteros negó la entrada a un joven que había protagonizado un incidente previo en el interior del local. Tras aquella discusión inicial, el cliente regresó esa misma noche al cabo de una hora aproximadamente a la puerta de la discoteca, extrajo un arma tipo subfusil de entre sus ropas y amenazó con abrir fuego contra el personal del establecimiento, según se desprende de la investigación policial.

Cuando la Policía Nacional llegó al lugar el sospechoso de portar el arma ya había huido de la zona, centrándose las pesquisas en identificar y localizar al presunto responsable de las amenazas, según han informado desde la Comisaría Provincial en un comunicado.

Los investigadores hallaron importantes analogías entre este caso y otro denunciado días atrás por un vecino de Benalmádena, a quien un joven de las mismas características físicas despertaba en mitad de la noche aporreando su puerta al grito de 'abra la puerta, Policía'.

El denunciante abrió la puerta parcialmente, pues tenía puesta la cadena de seguridad, y fue encañonado con un arma larga antes de cerrar la misma. Al otro lado de la puerta de su domicilio se encontraba una persona a la que no conocía y que le profirió diversas amenazas antes de abandonar el lugar.

Las pesquisas permitieron la identificación del investigado y su localización en una vivienda de Benalmádena, siendo detenido por su presunta implicación en dos delitos de amenazas graves.

En un registro en el domicilio del arrestado, los agentes han intervenido dos armas largas que resultaron ser imitaciones, en concreto un subfusil, que exhibió en los dos casos objeto de denuncia, y un fusil tipo Kalashnikov. El detenido fue puesto a disposición de la autoridad judicial competente, que decretó su ingreso en prisión.