Ideal

El Gobierno estudia obligar a las empresas a informar de los salarios que pagan a hombres y mujeres

Estudian obligar a las empresas a informar de los salarios que pagan a hombres y mujeres
  • El Ejecutivo asegura que "tiene presente el objetivo de reducir la desigualdad salarial entre hombres y mujeres", si bien matiza que "la instrumentación de los medios precisos para ello debe ser objetivo de negociación y de debate".

El Gobierno busca reducir la desigualdad salarial entre mujeres y hombres y a tal fin estudia incorporar a la normativa vigente algunas medidas, como la obligación, para las empresa de al menos 50 trabajadores, de informar periódicamente a los empleados y comités sobre la remuneración media por niveles profesionales, desglosada por sexos.

Así lo señala el Ejecutivo en su respuesta por escrito a la pregunta realizada por la diputada de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Aina Vidal, en la que se interesa por la opinión del Gobierno sobre la brecha salarial existente en España ente hombres y mujeres, y sobre si prevé impulsar algún plan específico de empleo para incentivar el empleo femenino.

En su respuesta por escrito, el Ejecutivo asegura que "tiene presente el objetivo de reducir la desigualdad salarial entre hombres y mujeres", si bien matiza que "la instrumentación de los medios precisos para ello debe ser objetivo de negociación y de debate".

No obstante, en materia de igualdad salarial considera que podría estudiarse la implantación en España de dos de las medidas recogidas en la Recomendación de la comisión Europa del 7 de marzo de 2014 sobre el refuerzo del principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres a través de la transparencia.

Informar sobre la remuneración

La primera pasaría por incorporar a la normativa vigente, para las empresas con al menos 50 trabajadores, la obligación de informar periódicamente a los representantes de los trabajadores y, en defecto de estos, a los trabajadores sobre la remuneración media por niveles profesionales, desglosada por sexos.

En la misma línea, la otra medida supondría la incorporación a la normativa vigente, para todas las empresas, la obligación de facilitar información, cuando lo soliciten los trabajadores, sobre los niveles salariales, desglosada por género, para los niveles profesionales de los trabajadores que realizan el mismo trabajo o un trabajo de igual valor.

En ambos casos la información debería incluir todos los componentes de la retribución, tanto los fijos como los variables.

Los hombres ganan más

En su pregunta, la diputada de En Comú Podem señala que la última Encuesta de Estructura Salarial correspondiente al año 2014 reflejaba que, de media, la ganancia de los hombres (25.727,24 euros) fue mayor que la de las mujeres (19.744,82 euros), superándola en casi 6.000 euros anuales.

El salario promedio anual femenino en 2014 fue el 76,7% del masculino. En perspectiva comparada, España es el sexto país con mayor brecha salarial de género entre los 28 Estados miembros de UE, por encima de la media de la zona euro (16,5%) de desfase salarial) y de la UE (16,1%).

Por otra parte, el número de mujeres que ganaron menos de 14.500 euros anuales fue mayor que el número de hombres y, a partir de esa cifra, el número de mujeres que percibió cada nivel salarial siempre fue interior al de hombres con ese mismo salario.

En cuanto a la distribución por tipo de jornada, el número de hombres y mujeres a tiempo completo fue muy similar para salarios inferiores a 16.000 euros, pero a partir de ese nivel salarial el número de hombres fue en todos los casos superior al de las mujeres.

Precariedad y temporalidad

Por el contrario, el número de mujeres a tiempo parcial fue muy superior al de hombres en prácticamente todos los niveles salariales, principalmente para niveles inferiores a 30.000 euros. Así, la jornada laboral a tiempo parcial es desempeñada por mujeres en un 75,2%, casi dos millones de mujeres con esta modalidad de jornada, una de cada cuatro mujeres con empleo.

En cuanto al tipo de contratación, la diputada de En Comú Podem denuncia que la brecha aumenta tanto en la contratación indefinida como en la contratación de duración determinada. A su vez, aumenta más la brecha en las condiciones más precarias, en 1,5 puntos, situándose en los 12,06 puntos (2.000 euros de diferencia anual), ya que la subida del salario de los hombres duplica a la de las mujeres.

Igualmente, la contratación indefinida tiene una brecha superior a los 27 puntos (8.000 euros) debido a que el descenso de salarios de las mujeres cuadruplica al de los hombres.