Ideal

Los arrestados con las armas de ETA dicen que no querían destruir pruebas

Lugar que ETA utilizaba para almacenar armas en Louhossoa.
Lugar que ETA utilizaba para almacenar armas en Louhossoa. / Arizmendi
  • «Empezamos a neutralizarlas con ayuda de una pulidora y de un taladro cuando llegaron los policías; el objetivo era inutilizarlas», justifica Txetx

El dirigente del movimiento ecologista Bizi! Jean-Noël Etcheverry, 'Txetx', arrestado el pasado viernes junto a un depósito de armas de ETA, afirma que su objetivo era contribuir al desarme de la banda terrorista y no destruir pruebas. "Tras haber sacado las armas de sus cajas empezamos a neutralizarlas con ayuda de una pulidora y de un taladro cuando llegaron los policías. El objetivo era inutilizarlas sin destruir pruebas", asegura "Txetx" en una entrevista que hoy publica el diario francés "Libération".

Imputado tras su arresto por tenencia y transporte de armas y explosivos en relación con una empresa terrorista junto a los otros cuatro detenidos en el caserío de Louhossoa, cerca de la frontera con España, Etcheverry reitera su "compromiso pacifista" y recuerda su oposición "firme contra la violencia de ETA", pero justifica su iniciativa y afirma que estaban dispuestos a ir a la cárcel por ella. "En el contexto actual es insensato dejar armas por el campo con el riego de que personas malintencionadas se hagan con ellas", asegura el militante ecologista.

Junto con el expresidente de la Cámara Agraria del País Vasco francés Michel Berhocoirigoin, también arrestado e imputado, y el presidente de honor de la Liga francesa de Derechos Humanos, Michel Tubiana, ausente del lugar de los hechos, 'Txetx' firmó un manifiesto en el que contaban su intención de contribuir al desarme de la banda. Al diario 'Libération' le contó que desde el pasado 19 de octubre pasado entraron en contacto con ETA y le propusieron hacerse cargo del desarme. La banda envió un primer inventario de pistolas y explosivos ocultos en diferentes escondites diseminados por el territorio francés.

El pasado viernes 16, 'Txetx' recuperó 11 baúles de armas sellados por la banda terrorista ETA y los cargó en su furgoneta para trasladarlos al caserío de Louhossoa, propiedad de la periodista Béatrice Haran-Molle, también arrestada e imputada. El militante ecologista asegura que sintieron que había policías vigilando, pero que optaron por seguir adelante con su plan. Cuando se produjo la intervención policial, 'Txetx' tuvo tiempo de refugiarse en un piso superior del caserío y enviar una foto y un comunicado reivindicando la acción.

Una vez detenido, relata, los agentes se comportaron "sin violencia" porque "sabían que estaban frente a militantes pacifistas". Durante su arresto provisional, Etcheverry asegura que los agentes les iban informando puntualmente de las peticiones de liberación que se producían. Además de 'Txetx', Berhocoirigoin y Haran-Molle, fueron detenidos e imputados el viticultor de la región Michel Bergougnian y el cámara independiente Stéphane Etchegaray.

El Ministerio español del Interior consideró que preparaban la escenificación de una entrega de armas de ETA, mientras que el francés les consideró como personas "en relación con la organización terrorista ETA". El ministro francés, Bruno Le Roux, aseguró que "nadie" es legítimo para destruir armas de ETA, sobre todo porque pueden constituir pruebas para la resolución de "actos graves, incluso atentados".

En Louhossoa se encontraron dos granadas, 29 armas cortas, 9 fusiles de asalto, 12 metralletas, más de 3.000 municiones, gran cantidad de explosivos, material para fabricarlos, detonadores y temporizadores lo que, según la banda terrorista, correspondía al 15 % de su arsenal.