Ideal

El PP anuncia su apoyo a los Presupuestos del Gobierno de Javier Fernández

El presidente del Principado, Javier Fernández, y la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández.
El presidente del Principado, Javier Fernández, y la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández. / Efe
  • El respaldo de los once diputados populares a los catorce del PSOE en una Cámara con 45 escaños garantiza que no saldrá adelante ninguna de las enmiendas de totalidad al proyecto

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha anunciado hoy el apoyo de su grupo al Presupuesto del Principado para 2017 lo que garantiza la aprobación del proyecto elaborado por el Gobierno del socialista Javier Fernández, presidente de la Comisión Gestora del PSOE.

El respaldo de los once diputados del PP a los catorce del PSOE en una Cámara con 45 escaños garantiza que no saldrá adelante ninguna de las enmiendas de totalidad al proyecto que se debatirán en el pleno convocado para mañana, viernes, en el Parlamento regional. El acuerdo entre PSOE y PP, que reedita el pacto presupuestario alcanzado en 2015 entre ambas formaciones y evita una segunda prórroga consecutiva en Asturias, ha sido posible tras aceptar el Gobierno socialista un incremento de la rebaja que ya pensaba aplicar al Impuesto de Sucesiones en el Principado.

El pacto se ha alcanzado tras comprometerse el Gobierno regional a elaborar una ley que regule el Impuesto de Sucesiones para elevar el mínimo exento hasta los 300.000 euros para los herederos directos y reducir de diez a tres años el tiempo máximo para poder obtener la bonificación fiscal máxima del 99 por ciento. De esta forma, a lo largo del próximo año se elaborará dicha ley para incrementar los 200.000 euros del mínimo exento ya previstos en el proyecto elaborado por el Gobierno regional que contempla además la corrección del denominado 'error del salto' que impedía a los contribuyentes beneficiarse de la exención aunque la cantidad heredada superase en un solo euro la cantidad mínima prevista.

La futura ley contemplará también establecer una reducción de la base imponible en las explotaciones agrarias, al igual que en otras comunidades como Galicia y Andalucía, y permitirá, según la líder del PP, avanzar en la corrección del "intolerable, inasumible, injusto y no equitativo" sistema fiscal asturiano que constituye "un agravio comparativo" con el del resto de España.

La negociación con el Gobierno regional se cerró anoche, horas después de que el PP renunciara a presentar enmiendas de totalidad y, según Fernández, la dirección nacional de su partido estuvo al corriente de la marcha de las conversaciones y del acuerdo. "Rigurosamente no", ha respondido la líder del PP a la pregunta de si este pacto está vinculado a la decisión de la gestora del PSOE que preside el jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández, de promover la abstención de su grupo en el Congreso para facilitar la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

A su juicio, el "aval político" del PP de Asturias es el comportamiento que ya tuvo hace dos años cuando el escenario político nacional era diferente al actual y ya pactó los Presupuestos regionales con el PSOE a cambio de algunas exenciones fiscales y de una rebaja en el tramo autonómico del IRPF. "Preferimos tener un discurso más práctico que grandilocuente y que lleve en el agravio comparativo en materia fiscal", ha apuntado tras defender la necesidad de que los ciudadanos vean que en el Parlamento no hay sólo "debates estériles" sino que se pueden alcanzar "acuerdos para los asturianos desde la altura de miras".

El Presupuesto asturiano se eleva a 4.226 millones de euros, 73 más que el elaborado para 2016 y retirado de su tramitación por el Gobierno el pasado año. Reserva el 68,7 por ciento de su cuantía para gasto social y eleva la inversión productiva a 311 millones, partida que aumenta por primera vez desde que comenzó la crisis en 2009. La cuantía global del Presupuesto, la partida de ingresos y la distribución de gastos por secciones (consejerías) quedarán fijadas este viernes cuando se rechacen las enmiendas de totalidad; una semana después las cuentas quedarán aprobadas de forma definitiva con el debate y votación de las enmiendas parciales de los grupos.