Ideal

El soberanismo cierra filas en defensa de Forcadell

Forcadell saluda a sus seguidores.
Forcadell saluda a sus seguidores. / AFP
  • La Cámara catalana denuncia que la causa penal contra Forcadell supone un “grave riesgo para la democracia”

La Cámara catalana ha aprobado esta mañana una resolución, en la que ha cargado contra el proceso judicial abierto contra la presidenta de la cámara catalana, Carme Forcadell, y en la que ha defendido su "inviolabilidad" por su condición de parlamentaria. Según el texto aprobado por 81 diputados (de Junts pel Sí, Catalunya sí que es Pot y la CUP) frente a los 50 (Ciudadanos, PSC y el PP) que se han opuesto, la "criminalización de la actividad parlamentaria de la Cámara, como legítima representante de la voluntad popular, supone un grave riesgo para la democracia".

La muestra de apoyo de los tres grupos soberanistas representados en la Cámara llega cinco días después de que Forcadell declarara como imputada ante el TSJC y un día después de que se le abriera una nueva causa. "El Parlamento de Cataluña, afirma el texto, señala que el ordenamiento jurídico no permite atribuir a la presidencia del Parlamento la obligación de coartar o impedir a los diputados la libre manifestación de sus opiniones o la emisión de su voto". Y añade que la imputación a la presidencia del Parlamento de responsabilidad penal por los votos y las opiniones emitidas por los diputados y diputadas, por los acuerdos adoptados por los órganos de la Cámara, o por cualquier actuación parlamentaria, "vulnera la inviolabilidad parlamentaria".

Según el diputado nacionalista Lluís Llach, de Junts pel Sí, "quieren represaliar a la presidenta, quieren coartar la mesa, quieren prohibir la palabra en sede parlamentaria". "La Constitución, que debía ser una casa con las puertas abiertas, se ha convertido en un campo de minas, un texto caducado e inservible por los anhelos de la sociedad catalana", ha lamentado. "Hoy se quiere represaliar la presidenta Forcadell y la mesa. ¿Cuándo nos sellarán la boca a nosotros?", ha preguntado. Desde ciudadanos le han replicado que no es cierto que en la Cámara catalana no se pueda hablar de independencia, porque se hace a diario, lo que no se puede, ha señalado Fernando de Páramo, es "saltarse las leyes". "En democracia, la desobediencia tiene consecuencias", ha rematado Santi Rodríguez, del PP, en el debate parlamentario.

Mientras, funcionarios del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) han entregado esta mañana a los miembros del Gobierno catalán una notificación en la que se les informa que el Tribunal Constitucional (TC) ha suspendido la propuesta de resolución aprobada en el debate de política general sobre la celebración de un referéndum de independencia unilateral en septiembre de 2017.