Ideal

El temporal causa dos muertos y persiste mañana en Cataluña y Baleares

Efectivos de Bomberos en Los Alcázares.
Efectivos de Bomberos en Los Alcázares. / Marcial Guillén (Efe)
  • La muerte esta mañana de un hombre de 40 años arrastrado por la corriente hasta la piscina de una vivienda de Los Alcázares (Murcia) se suma a la ocurrida el pasado sábado cuando un hombre de avanzada edad fue empujado por las aguas a la cala de Finestrat (Alicante)

El temporal de lluvia y viento que afecta desde el pasado viernes al sureste peninsular y Baleares y que ha causado dos muertes, cuantiosos daños, desbordamiento de ríos, cortes de carreteras y cierres de colegios y hospitales comienza a remitir mañana en el sureste, pero persiste en Cataluña y Baleares.

La muerte esta mañana de un hombre de 40 años arrastrado por la corriente hasta la piscina de una vivienda de Los Alcázares (Murcia) se suma a la ocurrida el pasado sábado cuando un hombre de avanzada edad fue empujado por las aguas a la cala de Finestrat (Alicante).

Las fuertes lluvias han provocado el desbordamiento del río Segura a su paso por Orihuela (Alicante) y la Confederación Hidrográfica del Júcar ha decidido iniciar desembalses en los pantanos de Bellús y Beniarrés para aliviar la crecida de caudal. Las lluvias, que en sólo dos días equivalen ya al 57 por ciento del volumen de todo un año en Murcia, han inundado tramos en 19 carreteras en los municipios de Murcia, Cartagena, Torre Pacheco, San Javier, San Pedro del Pinatar, Águilas y Mazarrón.

Además, han obligado a cerrar centros sanitarios por toda la región, así como las aulas de colegios e institutos de 28 municipios y las tres universidades, mientras que en el Centro de Alto Rendimiento Infanta Elena, la Cruz Roja ha instalado un refugio para unas 200 personas evacuadas de sus viviendas en Los Alcázares.

El Ministerio de Defensa ha desplegado un nuevo batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME), dotado con medio centenar de efectivos, que se sumarán a los 160 desplegados de madrugada en Los Alcázares (Murcia).

Sobre la intensidad de las lluvias hablan las cifras, pues el pequeño y montañoso municipio de Beniarrés, en el interior de Alicante, ha registrado 400 litros por metro cuadrado en las últimas 72 horas, de los cuales 260,4 han caído en la jornada de hoy, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Le siguen Pinet (Valencia) y Millena (Alicante), con valores acumulados por encima de los 300 litros por metro cuadrado.

En las provincias de Alicante y Valencia permanecen cortadas por inundación 14 carreteras y un total de 129 municipios han suspendido la actividades escolares, así como los cuatro campus de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Pero lo más difícil se ha vivido en la localidad valenciana de Ontinyent, donde varias viviendas han tenido que ser desalojadas por el desbordamiento del río Clariano, mientras que el río Magro, afluente del Júcar, también ha registrado una crecida significativa a su paso por Real, Montroy y Alcudia.

Y en Baleares, el Servicio de Emergencias ha gestionado 148 incidentes entre las 23.00 horas de ayer y las 12.00 de este mediodía, aunque ninguno grave, y se han suspendido las clases hoy y mañana en 17 municipios por dificultades en la circulación por carretera; sólo en Mallorca, permanecen cortadas once vías.

La Aemet mantiene hoy el nivel de aviso rojo en Alicante y Valencia por lluvias y la alerta naranja en la franja litoral por fuertes vientos y olas de más de cuatro metros, mientras que el Servicio Meteorológico de Cataluña ha lanzado también un aviso para las próximas horas por lluvias, fuertes vientos y olas de entre 2,5 y 4 metros que afectarán al litoral central, incluida la ciudad de Barcelona, y de hasta 6 metros en la Costa Brava norte.

Ante la situación por el temporal, el presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, ha dirigido esta mañana una reunión de coordinación de efectivos de emergencias para evaluar los daños en la región, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha viajado hasta Murcia para visitar las zonas más afectadas.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado que su Gobierno aprobará este viernes medidas para paliar los daños originados por este temporal y por el de los pasados 27 y 28 de noviembre.

A partir de mañana, remite el temporal en el sureste peninsular, aunque se mantienen las lluvias fuertes en Baleares, sobre todo en Mallorca y Menorca, así como en el noreste de Cataluña, y viento fuerte en Baleares, con rachas de hasta 90 kilómetros por hora.

El miércoles seguirán las lluvias en Baleares, noreste de Cataluña, Cantábrico, Galicia y Alto Ebro, con la cota de nieve en torno a 900-1.200 metros en el centro y norte peninsular. Y a partir del jueves lo más destacado será la llegada de dos frentes atlánticos consecutivos, que dejarán precipitaciones en Galicia, Cantábrico, norte de Castilla y León y Navarra.