Ideal

La Audiencia Nacional condena a prisión a un joven por autoadoctrinamiento yihadista

Ahmed Bouguerba a la salida de la Audiencia Nacional.
Ahmed Bouguerba a la salida de la Audiencia Nacional. / David González (Efe)
  • El tribunal castiga con tres años y medio de cárcel a un detenido en Bilbao por guardar en su móvil fotos del Daesh y publicar mensajes en Facebook

La Audiencia Nacional ha condenado a tres años y medio de cárcel por un delito de autoadoctrinamiento de carácter terrorista (artículo 575.2 del Código Penal) al ciudadano argelino Ahmed Bouguerba, detenido en Bilbao en julio de 2015 y al que le fue incautado un teléfono móvil en el que guardaba 70 fotografías de propaganda e imágenes del Daesh, 12 de personas ejecutadas y cinco de líderes de organizaciones terroristas como Osama Bin Laden o Abu Bakú Al-Baghdadi.

En una sentencia, los magistrados de la Sección Segunda de la Sala Penal imponen a Bouguerba, de 31 años y sin antecedentes penales, la pena solicitada por la Fiscalía, dado el volumen del material que le fue ocupado en su smartphone con la finalidad de adoctrinamiento religioso radical islamista, amén de su labor proselitista, “caldo de cultivo ideal del que las organizaciones extremistas radicales – la mayoría terroristas- se estarían nutriendo para engrosar sus filas en su llamada a practicar la yihad", señala el tribunal, que subraya "la gravedad, por tanto, de la conducta del acusado como se ha podido constatar en los últimos atentados perpetrados en Europa”.

La resolución relata cómo el acusado, a través de un perfil en Facebook con su nombre y apellidos y de manera pública, publicó un comentario en enero de 2014 en el que decía "todo lo que digáis o analicéis sobre el Estado Islámico es mentira porque todos los suníes nos quieren y nos apoyan, y vamos a abrir un frente contra Israel también, y si Dios quiere van a venir ejércitos de fieles luchadores que esperan la guerra contra Israel y vamos a derrotar a los Estados Unidos e Israel y sus chivatos, si Dios quiere". Además, publicó un “me gusta” en una página llamada “Organización Estado Islámico”.

Fases de radicalización

A raíz de su detención, le fue incautado un móvil en cuyo interior había fotografías con propaganda e imágenes de Daesh y un archivo con distintos escritos en árabe en los que a lo largo de 36 páginas se hacía referencia a "las preciosas sabidurías del degollamiento de los coptos de la Iglesia", a “la sangre lícita de los infieles” e interpretaciones radicales de versículos coránicos como “matadles donde quiera que los halléis y expulsadles de donde ellos os hayan expulsado. No les libréis combate junto al oratorio sagrado a no ser que ellos os ataquen. Si lo hacen matadlos. Tal es la recompensa de los infieles”.

La sentencia recoge los informes policiales según los cuales el acusado se habría radicalizado a raíz de su contacto con Ibrahim Mohamed Hijjo, un salafista de origen palestino que ejerció de imán en la mezquita Tawhid de Baracaldo en 2013.

Igualmente se describe cómo Bouguerba habría superado ya las cuatro fases del autoadoctrinamiento: la del victimismo (el musulmán es una víctima), la de culpabilización (identificación de grupos responsables), la solución (¿soy buen musulmán? ¿qué debo hacer?) y la del activismo (justificación de la violencia).

“Queda acreditado el adoctrinamiento pasivo o autoadoctrinamiento del acusado Ahmed Bouguerba, recibido a través de autoridades islamistas religiosas de ideología radical, así como el uso de las redes sociales canalizadoras de tales ideologías, con la finalidad de perseguir los fines del Daesh, sin olvidar su actividad proselitista difundiendo consignas y mensajes por Internet a favor de dicha organización terrorista”, concluye el tribunal para condenarlo a tres años y medio de prisión y libertad vigilada durante otros cuatro años. Los meses que estuvo en prisión provisional se le restará de la pena.

En el juicio, el joven negó los hechos, rechazó la violencia del Daesh y alegó que le suplantaron la identidad en Facebook y que desconocía por qué estaban las fotos en su teléfono.