Ideal

Un hombre muere en Toledo al ingerir por error setas venenosas

La amanita es muy tóxica.
La amanita es muy tóxica. / Archivo
  • El fallecido, gran aficionado a la micología, comió una variedad de amanita muy tóxica

La amanita, familia de hongos muy apreciada por los amantes de las setas, han vuelto a cobrarse una víctima humana: un hombre de 72 años, vecino de Santa Olalla (Toledo), que ha muerto en el hospital Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina (Toledo) y después de haber ingerido una variedad muy tóxica.

El fallecido era un gran conocedor del mundo de las setas pues había trabajado en la finca “La Higueruela”, situada en Santa Olalla, donde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Junta de Castilla-La Mancha realizan investigaciones agrarias desde hace más de 20 años.

El hombre había acudido al hospital con síntomas de intoxicación alimentaria. Allí relató a los médicos que había recogido setas en el campo para cocinarlas después y que, con toda seguridad, había confundido alguna especie de amanita tóxica (amanita pantherina, amanita muscaria o amanita phalloides) con setas de esta familia que son comestibles y muy apreciadas por los aficionados a la micología. Finalmente, la intoxicación ha resultado mortal, lo que ha causado gran conmoción en el pequeño pueblo de Santa Olalla, de unos 3.300 habitantes.

Coincidiendo con esta nueva temporada de setas, la Dirección General de Salud Pública de Castilla-La Mancha había hecho públicos varios consejos para evitar este tipo de sucesos como no consumir hongos si no se tiene la absoluta certeza de que son comestibles, comprar setas en tiendas y establecimientos que cuenten con la debida autorización y jamás ingerir especies no reconocibles.